Dark
Gretchen es una perrita poodle que aparece desde la primera temporada de "Dark". | Fuente: Netflix

La última temporada de “Dark” puso un punto final a una compleja trama sobre viajes en el tiempo y mundos alternos. Todo parte desde el viaje de Mikkel Nielsen y la búsqueda que emprende su hijo Jonas Kahnwald. Sin embargo, hay personajes secundarios que también han calado en el corazón de los fans: un gran ejemplo es Gretchen, la pequeña perra poodle que viajó en el tiempo.

A diferencia de todos los personajes —humanos— una mascota logró burlar sus propias limitaciones y viajó en el tiempo hacia una época en el futuro. Se trata de Gretchen, la poodle que perteneció a Claudia Tiedemann en 1953, y que se pierde en la cueva de Winden cuando Helge Doppler le lanza una rama al interior en el octavo episodio de la primera temporada de “Dark”.

Sin saberlo, sus patas y personalidad juguetona la llevan hasta 1986, donde se topa con una Claudia adulta (Julika Jenkins). Así, la mascota se convierte en una pieza clave en la serie de Netflix para que la jefa de la planta nuclear crea realmente en los viajes en el tiempo. Al encontrarla en la cueva, la reconoce y la lleva consigo desde ese momento.

Dark
En "Dark", la poodle Gretchen conoce a las tres versiones de Clauda Tiedemann: de 1953, 1986 y 2019. | Fuente: Netflix

Tal como Jonas, la perrita Gretchen tampoco ha envejecido ni un pelo al saltarse 23 años para ubicarse en el siguiente año de la triqueta en “Dark”. En la segunda temporada, se puede ver que el can sigue a Claudia, en la década del 80', a todos lados. Hasta la acompaña a su trabajo como líder de la planta nuclear.

Poco después, alguien va a visitarla o simplemente ella misma del futuro… La vieja Claudia Tiedemann (Lisa Kreuzer) aparece en la oficina de su yo en 1986, y automáticamente la poodle la reconoce. Nuevamente, prueba que —sin importar la edad— siempre sabrá quién es su dueña.

GRETCHEN EN LA TERCERA TEMPORADA DE “DARK”

En la tercera y última temporada de “Dark”, se puede ver una escena de Regina Tiedemann junto a la mascota. La hija de Claudia está sentada en la estación de bus, recordando a su madre desaparecida (quien claramente está de viaje en otro tiempo) y es vista por Tronte Nielsen. Este último conoció brevemente a Gretchen en 1953.

Como se recuerda, Tronte sospecha que Regina es su hija —aunque al final se desvela que no es cierto—, y pide a la adolescente que suba al auto para darle un aventón a su casa. Sin embargo, la heredera del clan Tiedemann le pide bajarse del vehículo y se va con la perrita poodle en brazos.

¿Gretchen existe en el mundo original? Tal como se espera, es posible que la mascota haya vivido junto a Claudia Tiedemann, en su infancia, en 1953. Sin un viaje en el tiempo, se entiende que la poodle no vivió lo suficiente para ver a las versiones adultas de su muy querida dueña. Si te perdiste algún detalle, conoce aquí la explicación del final de “Dark.

Sepa más: