“El diablo a todas horas” o “The Devil All the Time”
Tom Holland es el protagonista de la película “El diablo a todas horas” de Netflix. | Fuente: Instagram | Tom Holland

“El diablo a todas horas” o “The Devil All the Time”, por su título original en inglés, es un film de suspenso psicológico de Netflix protagonizado por Tom Holland y Robert Pattinson. A poco de ingresar al catálogo de la plataforma, se ha convertido en una de las más vistas ya que se ubica entre el top 10.

Ambientado en 1960, después de la Segunda Guerra Mundial, sigue la historia de varias personas que han sufrido una serie de episodios traumáticos tras ese encuentro bélico. A pesar de que ha sido basado en el libro de Donald Ray Pollock, el final ha dejado con más de una pregunta a los usuarios del streaming.

Por ese motivo, haremos un reencuentro de lo que pasó al terminar la película y explicaremos qué quisieron decir con el final de “El diablo a todas horas”.

[ALERTA SPOILERS]

Al final de la película de Netflix se puede notar que después de años, Arvin y Leonora, los protagonistas que crecieron como hermanos, se protegen. Es por eso que cuando él se enteró que su hermanastra se quitó la vida por culpa del pastor Reagardin (Robert Pattinson), quien abusó de ella y la dejó embarazada, toma una pistola y lo mata.

Para no preocupar a su abuela, Arvin decide ir al lugar donde pasó su niñez y en el camino se encuentra con Sandy y Carlo, pero antes de que ambos murieran asesinados, el hijo de Willard Russell les disparó.

Cuando el hermano de Sandy, Lee Bodecker, se entera de la muerte de su hermana, trata de eliminar todas las pruebas ya que eso perjudicaría obtener el puesto de alguacil.

EXPLICACIÓN DEL FINAL

“El diablo a todas horas” termina con una escena final de Tom Holland saliendo de Ohio en el auto de un extraño mientras piensa en ingresar al ejército norteamericano. Después de tanta violencia y sangre, el director de la película, Antonio Campos, confesó a la revista Esquire que quisieron darle un final esperanzador entre tanto episodio fatal:

“Sentimos que, si había un rayo de esperanza al final de este viaje tan oscuro, sería muy bienvenido y apropiado”, aseguró. Además, agregó que, junto con los guionistas, trataron de que las personas tengan en su mente un cierre autoconclusivo:

“Escribimos esta especie de desvanecimiento para dormir con un final en el que entra en una especie de estado de sueño y en el que hay una sugerencia de libre albedrío. Podría establecerse y formar una familia o podría ir y alistarse en la guerra de Vietnam, pero no ha decidido de una forma u otra”, comentó.

Finalmente, Campos sostiene que el final “te está dando un pequeño respiro de la oscuridad, el peso y la violencia de modo que en sí mismo se siente esperanzado”, concluyó.