Emily en París
Lily Collins protagoniza "Emily en París", la historia de una joven estadounidense que lucha por sus sueños en la "Ciudad de la Luz". | Fuente: Netflix

Emily en París” ha cautivado a los espectadores de Netflix, pero no en todo el mundo. La localidad donde se grabó la serie no está muy contenta por cómo se representa a los franceses hacia el mundo, debido a que la ficción protagonizada por Lilly Collins está plagada de clichés y estereotipos.

Del creador de “Sex and the City”, Darren Star, la historia se centra en una joven veinteañera que viaja de Estados Unidos a París para trabajar como ejecutiva de marketing en una lujosa compañía. La capital de Francia como escenario se convierte en un elemento más de la nueva comedia de Netflix, pero esta representación no la logrado conquistar a la crítica local.

En The Hollywood Reporter, recogen algunas de las duras críticas que hicieron los medios franceses contra la serie que ha ganado popularidad en estos últimos días. Para muchos de los espectadores capitalinos, “la orgullosa ignorancia cultural” se burla y desestima el énfasis de los estereotipos que recibe la gente de su país.

CRÍTICA FRANCESA DESTROZA “EMILY EN PARÍS”

Nos enteramos de que los franceses son ‘todos malos’ (sí, sí), que son vagos y nunca llegan a la oficina antes del final de la mañana, que son coquetos y no están muy apegados al concepto de lealtad, que son sexistas y atrasados, y por supuesto, que tienen una relación cuestionable con la ducha. Sí, no se escatima ningún cliché, ni siquiera el más débil”, dice Charles Martin sobre “Emily en París” en su reseña para el portal Premiere.

En ese sentido, el sitio web Sens Critique escribió: “Tienes que amar mucho la ciencia ficción para ver esta serie, sabiendo que los parisinos son en su mayoría amigables, hablan un inglés irreprochable, hacen el amor durante horas y que ir a trabajar sigue siendo una opción. Los escritores pueden haber dudado durante dos o tres minutos en poner un baguette bajo el brazo de cada francés, o incluso una boina para distinguirlos claramente, en cambio, todos fuman cigarrillos y coquetean hasta la muerte”.

Por su parte, Aymeric Parthonnaud de RTL, hace un recuerdo de los estereotipos de Francia que se vieron en otras producciones muy famosas de Hollywood. “Rara vez habíamos visto tantos clichés sobre la capital francesa desde los episodios parisinos de ‘Gossip Girl’ o ‘El diablo viste a la moda’”. “París de la serie es como la ciudad poco realista del ‘Moulin Rouge’, ‘Coco Chanel’, baguettes y ‘Ratatouille’”, opinó Rose Baldous de Les InRocks.

Netflix estrenó “Emily en París” el pasado 2 de octubre y rápidamente, se ha convertido en una de las series más vistas durante la última semana.