Sherlock Holmes
El Sherlock Holmes de "Enola Holmes" no ha causado simpatía en The Conan Doyle Estate. | Fuente: Netflix

“Enola Holmes” se estrenó hace poco en Netflix, luego de que la plataforma digital adquiriera sus derechos de distribución en un momento muy duro para las proyecciones en cines por la pandemia. La cinta ha sido muy comentada en las redes sociales, por lo que, su impacto no ha pasado desapercibido. Sin embargo, no todo ha sido positivo.

Hay un grupo de personas que no están de acuerdo con la versión de Sherlock Holmes, interpretado por Henry Cavill, en la producción de Netflix. Aunque no todo queda en un simple disgusto. Hace unos meses, The Conan Doyle Estate demandó a Netflix, Legendary Pictures, Penguin Random House y la Nancy Springer (autora de las novelas de “Enola Holmes”).

¿Cuáles fueron sus argumentos? En un extenso documento, señalan que dicha versión de Sherlock cuenta con un detalle que interfiere con un asunto de derechos de autor: demostrar emociones. Como se recuerda, el legendario escritor creó originalmente al detective como un sujeto frío y pragmático.

De acuerdo a The Hollywood Reporter, una representación diferente a la que originalmente fue concebida por Conan Doyle cae en una falta frente a los derechos de autor. Es decir, los Sherlock Holmes con emociones –como el que aparece en “Enola Holmes” – están sujetos a derechos de autor.

No cabe duda alguna que abrir un proceso legal de este tipo no es un escenario común, sin embargo, una resolución determinará si los argumentos son válidos luego de revisar por completo las publicaciones de Sherlock Holmes y la evolución del personaje con el paso del tiempo.

¿QUÉ DIJO HENRY CAVILL?

En una reciente conversación con la revista GQ, el actor Henry Cavill fue consultado frente a esta nueva polémica que surgió por la demanda a Netflix y su nueva película. “Quiero decir, honestamente, no tengo una opinión al respecto”, aclaró el intérprete de Sherlock en “Enola Holmes.

Es un personaje de una página que elaboramos a partir del guion. Las cosas legales están por encima de mi salario”, agregó. Luego de que su actuación como el detective más famoso de la historia fuera la causa de una demanda “por daños y perjuicios”, la estrella no tiene mucho que decía más que “de verdad, ya nada me sorprende”.