La maldición de Bly Manor
Conoce los detalles ocultos que te perdiste en "La maldición de Bly Manor". | Fuente: Netflix

La terrorífica “La maldición de Bly Manor” ha ganado gran popularidad entre los espectadores de Netflix. Como una continuación de la antología televisiva que inició con “La maldición de Hill House”, la nueva historia de fantasmas  también tiene mucho de vínculos familiares, amor y pérdida.

Victoria Pedretti (“You”) da vida a Dani Clayton, una joven que obtiene trabajo como au pair –niñera‑ para cuidar de dos niños que viven en la mansión Bly, ubicada en un campo abierto en Inglaterra. Mientras intenta retomar su vida con esta nueva oportunidad, los fantasmas de la casa estarán al acecho en la oscuridad.

Atención, desde aquí siguen spoilers. Si culminaste los nueve episodios de “La maldición de Bly Manor”, revisa esta lista de los detalles claves que puedes haber pasado por alto:

LOS ARETES DE HANNAH

T'Nia Miller, la intérprete de Hannah Grosse, aseguró que los aretes que luce en la ficción no son simples accesorios. De hecho, están relacionados con los recuerdos que experimenta o lo que el personaje siente en ese momento. “Cuanto más audaz, más grande, más vanguardista ... es pasado, ¿verdad? Y cuanto más moderada y conservadora, está presente donde ella está”, explicó sobre las formas y tamaño de sus joyas en la miniserie de Netflix.

FANTASMAS QUE NO PERTENECEN A LA TRAMA

Ya hemos hablado sobre todos los fantasmas que aparecen en “La maldición de Bly Manor”; sin embargo, hay algunos que no forman parte de la historia y solo se lucen en los rincones. Al mismo estilo de “La maldición de Hill House”, son más como elementos que incrementan el aura terrorífica en la mansión Bly.

La maldición de Bly Manor
Fantasmas ocultos en "La maldición de Bly Manor". | Fuente: Netflix

LOS OJOS DE DANI

Cuando Dani Clayton invita a la “Dama del lago” a entrar a su cuerpo y poseerla, ocurre un cambio en ella: sus ojos no son del mismo color. En ese momento, la heterocromía que se observa sugiere que hay un huésped dentro de ella.

MILES Y LOS GESTOS DE PETER QUINT

Al iniciar “La maldición de Bly Manor”, no tenemos idea de que Miles Wingrave ya está poseído por el fantasma de Peter Quint. Por esa razón, su actitud llama la atención al no comportarse como un niño, sino más bien como un hombre. Sus gestos, palabras y forma de caminar son un eco de lo que es el chofer que fue asesinado por la “Dama del lago”.

LAS TUMBAS

En la escena donde Flora Wingrave está calcando las tumbas alrededor de la mansión Bly, se nos presenta el nombre de un personaje importante para la trama. Así es como aparece el nombre de Viola Lloyd (la “Dama del lago”) antes de que se contara su historia en el penúltimo episodio de la serie de Netflix.

LA REFERENCIA A “EL RESPLANDOR”

La maldición de Bly Manor” no pudo evitar hacer un guiño a otra gran obra de la literatura: "El resplandor". Cuando Dani deja su hotel para trasladarse a la mansión Bly, vemos que el número de su habitación es el 217. Sin duda, una referencia clara al cuarto que aparece en la novela original de Stephen King (no la de la adaptación de Stanley Kubrick).

La maldición de Bly Manor
"La maldición de Bly Manor" hace un guiño a "El resplandor", de Stephen King. | Fuente: Netflix

HANNAH NUNCA COME

Desde comienzos de la serie, observamos que Hannah Grosse siempre rechaza una invitación de algún alimento o bebida. En realidad, solo se le ve tomando un sorbo de café y probando la mezcla de Owen. Excusándose de que comerá después o alegando que ya comió, nunca acepta un plato porque está muerta desde el inicio. Ella es un fantasma como el resto que habitan en la mansión Bly.

EL NOMBRE DE DANI

Todos los personajes de “La maldición de Bly Manor” conservan los nombres originales de la novela “Una vuelta de tuerca”, de Henry James, a excepción de Dani Clayton (Victoria Pedretti). La decisión se da como parte de un homenaje a Jack Clayton, el director de “Los inocentes” (1961), una de las más famosas adaptaciones cinematográficas de las obras del escritor.

INICIA DONDE ACABA

Por si no lo notaste, la última escena de la miniserie de Netflix se desarrolla antes del primer capítulo, conectando así a ambos. Carla Gugino da vida a la Narradora, de quien luego se revela su identidad en la historia: es Jamie, la jardinera. Luego de la boda, al regresar a su habitación de hotel, ella espera por su amada, Dani Clayton, como todas las noches y vemos –por unos segundos– su mano como la “Dama del lago”.

La maldición de Bly Manor” se encuentra disponible en Netflix desde el pasado 9 de octubre.

NUESTROS PODCASTS

"Mi novela favorita": Las grandes obras de la literatura clásica con los comentarios del Premio Nobel Mario Vargas Llosa. Una producción de RPP para todos los oyentes de habla hispana. 

Henry James, autor detrás de “Una vuelta de tuerca”, fue un neoyorkino fascinado por la teosofía y el espiritismo y aunque la mayoría de sus historias nunca llegaron al gran público, sus contemporáneos y críticos lo reconocieron como un maestro de su tiempo.