"Dos hermanas" fue una de las primeras producciones en suspender su rodaje por la pandemia. | Fuente: Del Barrio Producciones

Uno de los primeros proyectos que la pandemia del nuevo coronavirus detuvo en la televisión fue la telenovela “Dos hermanas”, protagonizada por Melissa Paredes y Mayella Lloclla, y producida por Michelle Alexander, cuyo rodaje se suspendió en marzo.

Durante una conferencia de prensa, Alexander se refirió a la continuidad de esta producción, cuya “estructura de realización clásica” con un total de 23 personajes hizo que las grabaciones sean insostenibles en medio de la crisis provocada por la COVID-19.

Era imposible seguir un rodaje de este tipo… No podíamos exponer la salud ni de los actores ni del equipo técnico (…). Así que lo tuvimos que suspender”, afirmó la productora, que aseguró que por ese motivo debieron crear una ficción televisiva como “La otra orilla”.

Aunque consideraron retomar las grabaciones de “Dos hermanas” “a partir de la tercera semana de agosto”, Michelle Alexander dejó en claro que el actual escenario, con el repunte de contagiados, impide que esto ocurra.

Lamentablemente, como va la situación, los casos van en aumento, no sé si vamos a poder hacerlo [retomar las grabaciones]”, apuntó. Además, indicó que están en permanente comunicación con el reparto.

Hemos hecho un esfuerzo económico grande para que puedan estar tranquilos en los meses que han estado sin trabajo, pero ellos saben que si se dan las condiciones, se retoman, pero si no, no vamos a arriesgar la vida de nadie”, aseveró.

"LA OTRA ORILLA"

Michelle Alexander y Del Barrio Productores estrenarán este 3 de agosto, a las 8:30 p.m., su nueva propuesta “La otra orilla”, en la que contarán la historia de cinco familias que enfrentan la pandemia de la COVID-19

Durante la conferencia, Alexander se refirió a las críticas contra la nueva producción, por lo que recalcó que ella busca mostrar historias de esperanza y no que incentiven el morbo.

“Siempre van haber críticas y, si viviéramos de las críticas, estaríamos sentados en nuestras casas. Yo hago cosas para ayudar a ser mejores personas. Si fuera un tema de aprovechamiento, no se hubieran hecho películas de la Segunda Guerra Mundial o sobre el terrorismo”, apuntó.

“Tratamos temas de la realidad y eso es lo que nos azota en estos momentos. Estamos contando las historias detrás de la puerta de sus casas. Es nuestra obligación como creadores contar historias que reflejan la realidad. No estoy contando historias de tragedias, no vamos a ver muertos saliendo los hospitales ni gente agonizando. Eso es morboso y no lo haríamos. Queremos brindar esperanza”, aseguró Michelle.

Para hacer posible las grabaciones de “La Otra Orilla” se tuvo que crear un manual de producción que incluyeron las medidas de bioseguridad necesarias para custodiar la salud de todos los involucrados. Este protocolo estuvo bajo la supervisión de Hugo Coya y el área de Producción sanitaria, que está conformada por dos personas. 

Asimismo, Michelle Alexander indicó que todo el equipo de producción y actores recibieron charlas con especialistas, como con las doctoras Leslie Soto y Pilar Mazzetti.