Google Stadia
Con la suscripción, los usuarios solo deberán tener un dispositivo con conexión a internet y un mando para poder ejecutarlos. | Fuente: Google Stadia

La industria de los videojuegos está pasando por un cambio. Aunque estamos entrando a una nueva generación de consolas y plataformas físicas, cada vez más empresas han empezado a apostar por las suscripciones mensuales a través de la nube y el streaming debido a la gran cantidad de interesados.

La fórmula, llamada por muchos como el “Netflix de los videojuegos” por su gran similitud a este servicio de películas y series, es polémica y no por su funcionalidad, sino por lo que desea conseguir: erradicar las copias físicas de videojuegos y digitalizar todo el proceso.

La puesta en marcha viene realizándose de manera alterna por compañías como Xbox o PlayStation, pero otras, como Google, ya la consideran como el salto necesario en el mundo.

El camino es difícil ya que, aunque permite que una mayor cantidad de personas pueda jugar debido a que ya no será necesario una plataforma potente en una gran cantidad de ellas, se limita -por el momento- a los usuarios sin una buena conexión de internet.

Revisemos cuáles son las actuales y qué es lo que ofrecen.

Google Stadia

Comenzamos por este servicio ya que, como preámbulo, quiere posicionarse como el verdadero cambio en la industria.

Stadia, anunciada en 2019 y ya en funcionamiento en algunos países del mundo, presenta una plataforma en la nube que permite a los usuarios reproducir juegos en una gran cantidad de dispositivos como televisores, celulares o computadoras, sin importar más que su conexión a internet.

Gratuita en su versión más simple, pero paga en su versión 4K (y con juegos extras), Stadia hace que las personas puedan saltar de dispositivo a dispositivo y empezar desde el último punto de guardado, sin desconexiones ni lag.

Para jugar, sin embargo, será necesario que compres el juego en tu cuenta, manteniéndolo en una biblioteca virtual. Los precios siguen similares a los de los juegos físicos en otras plataformas (un título AAA cuesta 60 dólares).

Hasta ahora, sin ser lanzado a todo el mundo más que a unos países en especial, el servicio no ha logrado buenas críticas por su corto catálogo y malas conexiones a partidas.

Xbox

Dentro de las plataformas tradicionales, es Microsoft el más avanzado en el campo.

Primero, mantiene el Xbox Game Pass, un servicio que cuesta 10 dólares mensuales y que ofrece más de 100 juegos tanto para PC y Xbox One (y próximamente Series X). Lo mejor es que títulos exclusivos y de alto presupuesto, como Gears 5 o como lo será pronto Halo Infinite, están desde el día 1 de su lanzamiento mundial en él. Cabe recordar que, para jugarlos, el usuario deberá descargarlos.

El éxito es grande para la empresa ya que, para inicios del 2020, la suma de suscriptores mundiales era de 10 millones.

Y no se contenta solo con eso. Microsoft ha anunciado también el ingreso de Project xCloud. Este servicio buscará transmitir juegos de PC y consolas a celulares mediante la nube de los servidores Azure. Vendrá incluido en el Xbox Game Pass Ultimate desde septiembre.

PlayStation Now

Sony, un poco más prudente en este sentido, también cuenta con un servicio similar. Basado en el servicio de la nube, PS Now es una suscripción de 10 dólares que permite jugar títulos de terceros o exclusivos en la plataforma y en PC.

El servicio de PlayStation Now cuenta con algunas exclusivas antiguas de PlayStation, como Killzone: Shadow Fall, The Last of Us, Until Dawn y God of War III: Remastered. También admite varios juegos de terceros. En total, hay como 600 juegos disponibles del catálogo desde PS2 hasta PS4.

Además de reproducirlos en streaming, también permite que los jugadores descarguen el juego en su consola para jugarlo offline.

Para mayo de este año, alcanza los 2.2 millones de usuarios. Para tener 5 años en el mercado, su crecimiento aún es lento.

GeForce Now

Esta solución va dedicada para las computadoras con especificaciones bajas para el mercado, pero con usuarios gamers de corazón.

Lo que hace GeForce es que pide al usuario que compre el juego que desee en su plataforma correspondiente para luego ejecutarlos en la nube y permitirle ejecutarlo en cualquier dispositivo, sin importar sus características.

Sin embargo, requiere una velocidad de descarga de Internet de 25 Mbps como mínimo y 50 Mbps recomendado, además de sistemas operativos MacOS 10.10 o superior, o Windows 7 de 64 bits o superior para ejecutarlos.

Por el momento, anda en modo beta, solo disponible para pruebas. Puedes unirte a la lista de espera en este enlace.

Multiplataformas

Con especial énfasis en PC, una gran cantidad de distribuidoras también ofrece suscripciones que no son de streaming, pero que permite el acceso a un gran catálogo de juegos por lo que deberás pagar mensualmente.

Casos como el de EA Access (Origin Access), Uplay+, Humble Monthly, Jump, Utomik y más ofrecen un listado amplio de juegos por precios bajos para los usuarios. Si eres de los que quieren evitar tener un título, terminarlo y olvidarlo para siempre, pueden ser una solución.

Asimismo, no debemos olvidar PS Plus, Xbox Games With Gold, y Nintendo Switch Online, los cuales son necesarios para jugar en línea en sus plataformas, pero que también “regalan” videojuegos a sus suscriptores mensualmente.

¿Ya te animaste a suscribirte a alguno de estos servicios?

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.