Miguel Iza, será el actor que interprete al exasesor presidencial, Vladimiro Montesinos. | Fuente: Amaranta Films

Las cartas notariales enviadas por los abogados de la conductora de TV Laura Bozzo, y en especial la del ex jefe del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) Vladimiro Montesinos al director Eduardo Guillot y su productora Amaranta Films, tienen al público con una duda: ¿se puede realmente evitar el estreno de la película?

RPP Noticias se contactó con abogados especializados en derecho penal para conocer sus opiniones legales y tener un panorama más claro de los argumentos que podrían usarse para impedir o no el estreno de la película basada en el libro del mismo nombre del ex procurador Ad Hoc de la Nación, José Ugaz.

El doctor en derecho penal Justo Balmaceda declara que, en vista de lo ya conocido ─el tráiler de la película, entrevistas de sus protagonistas, algunos avances fílmicos y el propio libro de Ugaz─ en principio no hay fundamento para tales demandas. Él afirma que los hechos que se retratan en el libro son basados en expedientes judiciales y hechos públicos.

“[El libro] es una verdad de los hechos que ocurrieron y que han sido consignados por el Poder Judicial, por el mismo José Ugaz y el mismo Montesinos cuando aceptó algunas cosas (…) Mientras el material artístico no desfigure la fama u honra de una persona, no habría inconvenientes”, precisa.

Balmaceda también resalta que el libro en el que se basa la película nunca recibió críticas ni demandas por parte de Montesinos y dijo llamarle la atención que ahora sí se presenten estas acciones legales. “El libro está impreso, repartido, pudo haber comentado muchas cosas, pero no lo ha hecho”, manifiesta.

Vladimiro Montesinos no quiere que se estrene la película para que “no lesionen su buen nombre ni den a conocer su vida íntima”. | Fuente: Poder Judicial

LOS LÍMITES DE LA FICCIÓN

Por otro lado, el abogado penalista Julio Rodríguez advierte que, en principio, si se usan nombres ficticios no se puede impedir que la película sea propalada. Pero ese no es el caso del filme de Eduardo Guillot. “Si usa los nombres e imagen de personas que existen sin su consentimiento, existe la posibilidad de que se impida su estreno”, asegura a RPP Noticias.

El abogado, que también es profesor de la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL), asevera que para usar los nombres e imagen de personas reales se “debe tener autorización del titular” porque “la afectación al honor la tiene desde un cura hasta un delincuente”.

En un primer momento, las cartas notariales, señala Rodríguez, pueden exigir indemnizaciones y una medida cautelar que impida el estreno. “Eso es un tema civil”, precisa.

Sin embargo, así como lo advierte la carta notarial de la Dra. Dora Estela Valdivia Álvarez en representación de Vladimiro Montesinos, el tema civil no impide una próxima denuncia penal contra Eduardo Guillot por el “Delito de la Violación de la Intimidad”.

Al preguntarle si el pedido de Valdimiro Montesinos colisiona con el derecho de la libertad de expresión, Rodríguez responde que “el derecho a la libertad de expresión está limitado”.

Otra posibilidad en caso se ejecute una medida cautelar por “Caiga quien caiga”, según el abogado Balmaceda, es que se proyecte la película en un espacio cerrado bajo un escrutinio especializado. “[Se tendría que] previsualizar en un ambiente controlado para que no se pierda la novedad”, apunta.

RPP Noticias intentó comunicarse con la Dra. Estela Valdivia Álvarez, abodaga del exjefe del SIN, pero no hubo respuesta. Su secretaria personal dijo que no brindará entrevistas sobre el caso de la película "Caiga quien caiga".

0 Comentarios
¿Qué opinas?