Vinculación Academia-Industria, un choque de culturas

Acercar a la empresa privada y las universidades revela sus diferentes lenguajes pero abre una oportunidad para innovar y elevar la competitividad del país.

La necesidad de las empresas de mantenerse y/o expandirse a nuevos mercados en el actual escenario de globalización ha convertido el tema de la competitividad vinculada a la productividad e innovación en el núcleo de las estrategias del sector privado, los gobiernos y las instituciones de investigación.

Ser competitivo es la única opción que garantiza la sobrevivencia y triunfo en el mundo actual. Debemos recordar que existe una estrecha relación entre la aplicación de innovación, lograda a través de la investigación y desarrollo tecnológico, y el nivel de desarrollo de la economía de los países: las economías con mayor diversidad de industrias y mayor variedad de productos de exportación son aquellas que presentan mayores niveles de investigación y desarrollo.

¿Cómo pueden nuestras empresas desarrollar productos innovadores, utilizando la investigación, si quienes tienen las capacidades para desarrollar investigación son las universidades e institutos de investigación? ¿Cómo lograr que estas dos culturas puedan trabajar en conjunto?

. | Fuente: Freeimages

Acercarlas supone un choque cultural, que revela las diferencias de lenguajes (la academia habla un lenguaje especializado que solo pueden entender sus pares), tiempos (la empresa quiere la solución para ayer, pues compite en el mercado; la universidad puede tener la respuesta pero no necesariamente a la velocidad que la empresa requiere), procedimientos y cultura institucional (aún hoy en día en algunas universidades se mantiene el pensamiento de que trabajar para o con la empresa es algo que va en contra del espíritu libre de la investigación). Parecen mundos casi imposibles de hermanar; sin embargo, la empresa ya se vincula con la universidad de diversas maneras especialmente en ámbitos de la ingeniería.

La OECD[1] acaba de publicar una investigación sobre las prácticas de vinculación academia-industria en sus países miembros; en esta publicación hacen referencia a dos tipos de vinculación:

1.- Servicios que da la academia a la sociedad, que son útiles para las empresas y de libre disposición:

  1. Publicación de artículos
  2. Seminarios
  3. Tesis de estudiantes
  4. Pasantías de investigadores/estudiantes

2.- Servicios que da la academia a las empresas y que involucran un pago o valorización de recursos:

  1. Licenciamiento[2] de tecnologías
  2. Licenciamiento/venta de propiedad intelectual (Patentes, derechos de autor, marcas)
  3. Desarrollo de proyectos en conjunto entre academia industria
  4. Investigación por contrato
  5. Consultorías
  6. Spin off

Cuando se analizan los datos obtenidos en la Encuesta Nacional de Innovación en la Industria Manufacturera 2015, solo un reducido número de las empresas que contestaron la encuesta realizan Investigación y desarrollo fuera de la empresa (0.7%). Dos de los factores mencionados aunque no los más importantes fueron la dificultad para encontrar socios académicos y que las instituciones públicas no tienen una institucionalidad clara, para el trabajo en conjunto con las empresas.

Desde el Concytec venimos trabajando para el desarrollo de capacidades al interior de las universidades que les permitan vincularse con las empresas y las cadenas de valor de su entorno. En la convocatoria de Investigación Aplicada, financiada con un préstamo del Banco Mundial (que ha costeado 190 proyectos, 105 de los cuales regionales), hemos incorporado por primera vez en un financiamiento la figura del gestor tecnológico, encargado de crear los lazos con las empresas, al valorizar la tecnología desarrollada en el proyecto buscando los posibles usuarios para ella. Junto a lo anterior, estamos editando en conjunto con el Indecopi, una guía para desarrollar la política de propiedad intelectual en universidades. Este es un paso importante ya que sin esta política clara es imposible desarrollar el vínculo academia-Industria.


[1] OECD (2019), University-Industry Collaboration: New Evidence and Policy Options, OECD Publishing, Paris, https://doi.org/10.1787/e9c1e648-en.

[2] Licenciamiento: Autoriza a una persona a usar o explotar un objeto o recurso dentro de un ámbito geográfico a cambio de un pago.

NOTA: “Ni GRUPORPP ni sus directores, representantes o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma”.

¿Qué opinas?