¿Hacia dónde va la industria nacional?

Analizamos las cifras sobre el crecimiento y decrecimiento de diferentes sectores del país y dilucidamos el camino que sigue la industria nacional ¿Qué necesitamos mejorar para retomar el crecimiento de económico del Perú?

La actividad industrial en el Perú tuvo una caída del 13.2%, en abril, la cual estuvo influenciada principalmente por la contracción de la industria de harina y aceite de pescado, que alcanzó el 21.6%. Con esta cifra la caída acumulada del primer cuatrimestre del año fue del  4.4%

Si aislamos al sub-sector pesquero, la industria habría tenido un decrecimiento del 3% en el mes.  La manufactura no primaria que es la de mayor nivel de transformación, cayó en 3.2%, en abril de 2019, explicado por una menor producción de bienes de consumo (-4.8%), bienes intermedios (-0.8%) y bienes de capital (-13.2%). Esta última cifra es preocupante porque se podría explicar como una menor confianza de los industriales para invertir.

De las 93 ramas industriales, solo 29 han tenido un crecimiento superior al 5%, 17 crecieron menos de 5% y el resto decrecieron.

Si analizamos los diferentes sectores de la economía, los que registraron crecimiento en el periodo enero – abril fueron telecomunicaciones (6.3%), electricidad y agua (5.4%), agropecuario (4.3%), construcción (3.7%) y comercio (2.6%), registrando caídas solo minería (-1.2%), industria (-4.4%) y pesca (-37.3%). Por lo tanto, salvo agro, todos los sectores productivos han decrecido y el sector servicios ha registrado crecimiento, lo cual es muy riesgoso porque la experiencia internacional ha demostrado que las economías de servicio, salvo honrosas excepciones, no son sostenibles en el tiempo.

| Fuente: Freeimages

El crédito bancario orientado a la industria, a abril del presente año, fue de 37,237 millones de soles, lo cual es 1.8% menor respecto al mismo periodo del año anterior. Asimismo, los tributos internos aportados por la industria fueron 1,065 millones de soles en mayo de 2019, representando una caída de 1.9% en el mes y un crecimiento de 3.5% en el periodo de enero a mayo, siendo las ramas de alimentos, bebidas y tabaco las que más aportaron.

Si analizamos estas cifras, la industria, pese a no haber crecido, pagó más impuestos influenciada por el impuesto selectivo al consumo a las categorías antes mencionadas.

Las exportaciones no tradicionales ascendieron a US $ 996 millones en abril, registrando una caída del 3.4%. En el cuatrimestre, estas ascendieron a US $ 4,322 millones, lo que representa un incremento de 1.8% respecto al mismo periodo del 2018. Los sectores que más crecieron en el acumulado fueron pesquería, agro y textil.

Según el INEI, en Lima Metropolitana, a mayo de este año, 632,000 personas trabajaron en el sector manufactura, lo que representa solo el 13% de la fuerza laboral. Durante el periodo marzo a mayo, se perdieron 16,700 empleos en el sector. Además, el salario promedio se ha reducido por seis meses consecutivos alcanzando sólo 1 480 soles.

A nivel nacional, solo se registran 4.8 millones de empleos formales de los cuales el 11% pertenecen al sector manufactura, esto nos da una muestra de la alta informalidad laboral que tenemos en nuestro país.

La economía peruana registró un crecimiento de sólo 0.02% en abril, acumulando un incremento del 1.7% durante los cuatro primeros meses de este año.

Es importante que nos orientemos a las actividades productivas no primarias, que son las generadoras de valor agregado, como la manufactura y agroindustria para recuperar el crecimiento de la economía y para promover la formalización del país. Juntos sí podremos lograr la tarea de desarrollar al Perú.

NOTA: “Ni GRUPORPP ni sus directores, representantes o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma”.