Industria metal mecánica, motor del desarrollo

Analizamos el impacto y expectativas de crecimiento de una de las industrias más importantes en la estructura productiva de la economía peruana.

La industria metalmecánica cumple un rol muy importante en la estructura productiva de la economía, al ser proveedora de bienes de capital como maquinaria, equipo e instalaciones, así como proporcionar artículos y suministros, para diversos sectores industriales y otros sectores como la minería, construcción, transporte, pesca, electricidad, lo cual convierte a esta industria en una actividad generadora de importantes eslabonamientos productivos y de empleo.

Tenemos buenos ingenieros y técnicos calificados, así como empresarios con ganas de invertir.
Tenemos buenos ingenieros y técnicos calificados, así como empresarios con ganas de invertir. | Fuente: Andina.

Asimismo, el sector metalmecánico también es relevante gracias a su aporte a la innovación y generación de valor agregado. En este sentido, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Innovación de la Industria Manufacturera 2015, las firmas que más apostaron por la innovación fueron aquellas dedicadas a la elaboración de otros equipos de transporte, como buques, locomotoras, aeronaves, entre otros productos. Del mismo modo, en el 2018, el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica distinguió a una serie de empresas, de las cuales, resaltó los proyectos en innovación en la producción de parabrisas de American Glass Products Perú.

Respecto a la generación de valor agregado, se puede afirmar que en nuestro país el sector metalmecánico representó, en el 2017, el 13,6% del total de valor agregado del sector manufactura y 1,7% del PBI de la economía peruana. De otro lado, las exportaciones en este mismo año ascendieron a 534 millones de dólares, cifra que representó el 4,6% del valor total de las exportaciones no tradicionales.

La actividad metalmecánica peruana es uno de los sectores industriales que genera mayor nivel agregado a la industria nacional, creció 10,2% entre enero y octubre de 2018, impulsado por la mayor demanda interna, específicamente por el crecimiento de la inversión pública y privada. Entre las actividades industriales más dinámicas del sector destacan la mayor producción de motores, generadores, transformadores (132,8%), motocicletas (22,8%), partes, piezas y accesorios para vehículos (15,3%), carrocerías para vehículos automotores (8,5%), otros productos elaborados de metal (7,1%), motores y turbinas (6,8%), artículos de cuchillería, herramienta de mano y artículos de ferretería (6,7%), productos metalmecánico para uso estructural (6,6%), otros hilos y cables eléctricos (6,3%) y pilas, baterías y acumuladores (3,9%).

Por el contrario, otras ramas industriales registraron deterioros en su actividad productiva, tales como firmas dedicadas a la fabricación de tanques, depósitos y recipientes de metal (-1,5%), bombas, compresores, grifos y válvulas (-5,2%), maquinaria para minería (-10,1%), maquinaria para uso doméstico (-12,0%), otros tipos de maquinaria para uso general (13,5%), entre otros.

La balanza comercial de productos manufacturados pertenecientes al sector metalmecánico es deficitaria, es decir, nuestro país adquiere más bienes del exterior, respecto al valor exportado al mundo. Específicamente, durante el periodo 2010 y 2017, el déficit comercial promedio anual fue de US$ 13 741 millones FOB, mientras que entre enero y octubre de 2018 las importaciones superaron a las exportaciones en US$ 11 257 millones. El déficit puede ser de menor o mayor proporción según el país con el cual se establece un intercambio comercial. Por ejemplo, en los primeros diez meses de 2018, el déficit comercial metalmecánico entre Perú y China ascendió a US$ 4 017 millones, con los países de la Unión Europea la balanza comercial fue desfavorable en US$ 1 651 millones, las ventas de productos metalmecánicos a Estados Unidos fueron menores a las importaciones en US$ 1 315 millones y con los socios de la Alianza del Pacífico el déficit alcanzó los US$ 1 097 millones.

Las exportaciones peruanas del sector metalmecánica se caracterizan por ser diversificadas pero con montos de exportación bajos. Es decir, la oferta exportadora se concentra en varios tipos de productos; sin embargo, un reducido número de bienes explican la mayor parte de los ingresos por ventas al exterior. Asimismo, se cuenta con un importante número de empresas que atienden la demanda externa. Aún así, pocas firmas concentran la mayor cantidad de ingresos por ventas al exterior.

Las exportaciones del sector metalmecánica se orientan principalmente a satisfacer la demanda de Estados Unidos, México y otros países de la región como Chile, Ecuador, Bolivia, Colombia y Brasil, entre los más importantes.

Este sector cuenta con empresas emblemáticas y de alto nivel tecnológico y con una excelente gestión profesional como FIMA, ESMETAL, MODASA, RESEMIN, Ferreyros entre otras, pero pese a que son competitivas en el mercado externo deben enfrentar competencia desleal especialmente de empresas de China lo que complica su situación. Por ello, se podría dar preferencia en las compras públicas, tal como lo hizo el gobierno de USA con el “Buy American Act”. Asimismo, los empresarios peruanos debemos evaluar las ventajas competitivas que implica tener un proveedor local confiable, lo cual es más relevante que el precio.

Tenemos buenos ingenieros y técnicos calificados, así como empresarios con ganas de invertir. Este sector puede seguir creciendo y ser el motor del desarrollo nacional.

NOTA: “Ni GRUPORPP ni sus directores, representantes o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma”.