Innovar en el sector público, una tarea urgente

La innovación es una herramienta transversal que puede ayudar a transformar los servicios públicos y la calidad de vida de los ciudadanos.

Según el Global Innovation Index 2021, el Perú ocupa el puesto 70 entre las economías más innovadoras del mundo y el séptimo lugar en América Latina y El Caribe. ¿Qué debemos hacer entonces para mejorar nuestro desempeño como nación? Mucho se habla del rol que cumplen las empresas privadas en este ámbito; sin embargo, considero que la innovación también debe ser un pilar fundamental en las instituciones públicas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

La innovación va de la mano con las nuevas tecnologías. Y, si bien el Perú viene avanzando en el Proceso Nacional de Transformación Digital y este año el Gobierno ha comenzado a medir el índice de innovación digital en las instituciones del Estado, es urgente acelerar el procedimiento de análisis, diagnóstico e implementación de un laboratorio de innovación pública que trabaje para mejorar los servicios públicos y la calidad de vida de la población de forma creativa y disruptiva.

En ese sentido, un laboratorio de innovación que forme parte del sector público debería cumplir con dos características principales. En primer lugar, establecer una metodología basada en la empatía para comprender los problemas de la ciudadanía y dividirla en etapas diferenciadas y complementarias. Esto significa, por ejemplo, investigar a partir de insights, idear a través de la conceptualización, desarrollar prototipos arriesgados (motivar el error), y transferir la solución encontrada como una política pública en beneficio de todos.

| Fuente: Unsplash

En segundo lugar, si bien todo laboratorio, oficina o programa debe tener un líder y cargos directivos; en este caso es esencial conformar equipos multidisciplinarios y jerárquicamente horizontales que formen parte de todo el aparato estatal. De esta manera, la innovación no vendría de un área en específico para trasladarse hacia las demás, sino que estaría dentro del aparato estatal, analizando la problemática de raíz, de la mano de los expertos técnicos en cada sector.

De esta manera, la innovación ayudará a establecer formas de trabajo más dinámicas y ágiles y equipos impulsados por la creatividad. La gran brecha que tenemos como país, y que en estos tiempos parece extenderse más y más debido a la crisis económica, puede ir cerrándose con ese gran acelerador que se llama innovación. ¡En nuestras manos está transformar el país y ayudar a mejorar la calidad de vida de todos los peruanos!

NOTA: “Ni GRUPORPP ni sus directores, accionistas, representantes legales, gerentes y/o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma”.

Sepa más:

MÁS COLUMNISTAS VER TODOS