Religiosas del Inmaculado Corazón de María cumplen 100 años en Perú

El pedido que hizo el arzobispo de Lima, Mons. Lisson al cardenal Dougherty de Filadelfia, para que religiosas enseñaran inglés y educación católica hizo posible la llegada de esta congregación a Perú el 12 de diciembre de 1922. A lo largo de estos cien años han surgido 26 vocaciones peruanas en la congregación. El reto estará en que surjan más vocaciones.

Úrsula Delgado

Úrsula Delgado

COMPARTE

Las Siervas o también llamadas Sisters del Inmaculado Corazón de María celebraron el 12 de diciembre del 2022 cien años de su llegada al Perú. No pudo faltar la misa ofrecida en la víspera por Mons. Salvador Piñeiro, arzobispo de Ayacucho, quien resaltó el trabajo de esta congregación de origen norteamericano.

En medio de ese marco celebrativo, la Superiora Regional del Perú de la congregación, Sister Christine, confirmó lo que muchas exalumnas y alumnas del Villa María sabíamos: la fusión de los dos colegios, el de primaria en Miraflores y el de secundaria en La Planicie, estarán desde el 2023 en su mismo local de La Molina.

Pero antes un poco de historia. Esta congregación, la de las Siervas del Inmaculado Corazón de María, nace por iniciativa del sacerdote belga, el padre Luis Florent Gillet, en noviembre de 1845, en Monroe, Michigan, EE.UU. con una pequeña comunidad de tres mujeres deseosas de trabajar por la educación católica en el país.

Setenta y siete años después, el 12 de diciembre de 1922 —día de la Virgen de Guadalupe— tres hermanas de la congregación acompañadas por Madre Berenice, del Consejo General, llegan al puerto del Callao, en Perú, para educar y evangelizar en estas tierras. Eran las hermanas Joseph Marie, Seraphine y St. Chrysostom.

Desde inicios de 1921, el arzobispo de Lima Mons. Emilio Lisson venía pidiendo al cardenal Dougherty, de Filadelfia, que envíe religiosas de Norteamérica a enseñar inglés, pues muchas familias limeñas de clase acomodada enviaban a sus hijas a colegios laicos, es decir, sin educación católica a estudiar este idioma.

Rápidamente y con no pocas dificultades, las religiosas consiguieron a inicios de 1923 arrendar una casa en la Avenida José Pardo en Miraflores, que serviría de convento y colegio a la vez. Así empezaría, en el colegio Villa María en Miraflores, la aventura de educar a miles de niñas peruanas.

Desde 1926, las Sisters ofrecieron un currículo todo en inglés excepto las clases de Castellano, Historia y Geografía del Perú. En 1944, se inició el Inmaculado Corazón, colegio de primaria para hombres. Estas religiosas querían impartir una educación con tradición de excelencia académica junto con una sólida formación en la fe.

El domingo 11 de diciembre del 2022, las Siervas del Inmaculado Corazón de María celebraron con una misa presidida por Mons. Salvador Piñeiro, arzobispo de Ayacucho, cien años de su llegada al Perú. | Fuente: Úrsula Delgado

Los proyectos fueron creciendo rápidamente no sólo en el Perú. En 1940, llegaron a Chile. Actualmente, la Sisters del Inmaculado Corazón de María se encuentran en Estados Unidos y en Perú. Son en total cerca de 600 religiosas profesas. En Perú, hay 13 religiosas, de la cuales 9 son peruanas y 4 norteamericanas.

Ante la falta de vocaciones, Sister Christine señaló que “ha sido necesario retirarse de algunas misiones que han servido su tiempo. Los proyectos que mantenemos en el Perú son el colegio Villa María y el Inmaculado Corazón. Nos retiramos de instituciones como Fe y Alegría en Barranca y San Antonio, pues hemos transferido la dirección a otra congregación”.

“Vamos a seguir con nuestra misión. Con mucho sacrificio y preparación decidimos continuar con el colegio, por el bien de las familias”, explica la religiosa y agregó que la mudanza del colegio Villa María Miraflores al colegio Villa María La Planicie se debe a la distancia entre ambos, una situación difícil para los padres de familia.

“Queremos mantener un colegio católico internacional innovador, con una gran mirada al futuro, con directores bien preparados, pero no sacrificando los valores y tradiciones que hemos tenido por siempre a lo largo de los años”, dijo. Así, las Siervas del Inmaculado Corazón de María se preparan para los próximo cien años más de la congregación en el Perú.

La congregación de las Siervas del Inmaculado Corazón de María, fundada en Norteamérica está presente en Estados Unidos y en Perú. Las religiosas tienen una espiritualidad inspirada en san Alfonso María de Ligorio y en Santa Teresa de Ávila. | Fuente: Úrsula Delgado

NOTA: “Ni GRUPORPP ni sus directores, accionistas, representantes legales, gerentes y/o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma”.

MÁS COLUMNISTAS VER TODOS