El reconocido chef Gastón Acurio presenta de lunes a viernes su microprograma "La receta de Gastón" en RPP Radio. | Fuente: Archivo | Fotógrafo: JAVIER BECERRA

Descubre el canal de podcast de La cocina de Gastón en RPP Player.

El cocinero Gastón Acurio recordó la primera vez que preparó calamares fritos. Tendría unos 10 años y, a pesar de su poca experiencia culinaria, estaba decidido a hacer ese plato maravilloso. "Siempre crocantes, siempre sabrosos, siempre de apariencia sencilla, estaba seguro que tendrían que salirme iguales", comentó en "La receta de Gastón".

Su nula experiencia para leer una receta lo llevó al más rotundo fracaso. "Una montaña pegajosa fue el resultado. Salí campante a invitarlo a la familia entera. Nadie los probó. Esos calamares fritos, eran los peores de la historia", recordó el cocinero que, en esta ocasión, brindó su receta de chicharrón de calamar.

La nutricionista Pamela Blas explicó la importancia del consumo del calamar y sus valores alimenticios. "Es de bajo contenido calórico. Aporta energía por ser un alimento rico en minerales de hierro y potasio; además de zinc, magnesio, manganeso, cloro y fósforo, necesarios para nuestro organismo. Es ideal para fortalecer el cabello, las uñas, los dientes y los huesos por su alta presencia de vitamina A", indicó.

RECETA DE CHICHARRÓN DE CALAMAR

- Comprar 1 kilo de calamares medianos, ya limpios. Cortar en rodajas de un dedo de ancho. Sazonar con sal, pimienta, ajo molido, gotas de sillao y un poquito de limón.

- Remojar en huevo batido sazonado con sal. Luego, sumergir en una mezcla de harina sin preparar y chuño, ambos en partes iguales. Mezclar bien y luego separar, cuidando que todos estén bien impregnados de la harina.

- Calentar abundante aceite (la mitad de su sartén) y echar el calamar en pocas cantidades, para que todos se frían parejos, hasta que estén dorados y crocantes. Retirar, escurrir y acompañar con una salsa tártara casera o limoncito.

EL SECRETO DE GASTÓN

Cuando era estudiante, Gastón Acurio descubrió que el chicharrón de calamar también podía ser un suculento sánguche. Un pan francés, una mayonesa casera con ajo, el chicharrón de calamar y a gozar.

0 Comentarios
¿Qué opinas?