Meghan Markle y el príncipe Harry: Las tiernas fotos que muestran que serán maravillosos padres

Los duques de Sussex culminaron su primera gira que incluyó cariñosos momentos con niños. Ellos repartieron abrazos, recibieron regalos y ayudaron a plantar árboles. La pareja demostró sus habilidades parentales.

El primer tour terminó para Meghan Markle y el príncipe Harry. Durante 16 días, su paseo dejó varios momentos inolvidables que incluyeron sus encuentros con niños entusiasmados por conocerlos. Ellos repartieron abrazos, recibieron regalos y escucharon a los pequeños que conocieron en Australia, Nueva Zelanda, Fiji y el reino de Tonga.

Una de las tiernas postales sucedió en Australia donde fueron recibidos por niños de diferentes escuelas. Un pequeño jaló la barba de Harry porque "su persona favorita es Papá Noel". La pareja recibió arreglos florales de los chicos.

Otro inolvidable momento fue cuando Meghan Markle encontró a su pequeña doble al salir de la Ópera de Sídney. Se trataba de una niña con un polo que llevaba la frase "las niñas pueden hacer cualquier cosa". El príncipe Harry rompió el protocolo al tomar una foto de ambas, algo inusual en él ya que siempre se adhiere a las reglas que prohiben los los selfies. 

Y el último día de la gira, Harry ayudó a que un pequeño encontrara a sus padres. Mientras estaba saludando a una familia, vio a un niño que había cruzado la reja de seguridad y se acercó a él. Inmediatamente lo guió por los hombros y preguntó a las personas de quién era el niño. Poco después este se reunió con su familia. 

SU HIJO NO SERÁ PRÍNCIPE NI PRINCESA

Antes de salir de viaje, el príncipe Harry y Meghan Markle anunciaron que estaban esperando a su primer hijo para la primavera del 2019. Sin embargo, su heredero no podrá ser considerado príncipe o princesa por una antigua ley establecida por Jorge V en 1917. Solo alcanzará el título nobiliario si su bisabuela, la reina Isabel II, firma las "cartas patentes" con las que le puede conceder este título.

Por otro lado, durante su viaje a Sidney, el duque de Sussex dejó entrever cómo llama a su futuro hijo. Mientras comentaban sobre el tiempo, él soltó la frase: "la lluvia es una bendición para todos nosotros. Para mi esposa, para mi y para nuestro pequeño bulto".

¿Qué opinas?