Ebelin Ortiz
Ebelin Ortiz confesó que el teatro viene padeciendo las consecuencias del confinamiento generado por el nuevo coronavirus. | Fuente: Facebook / Ebelin Ortiz

No son tiempos fáciles para el teatro. El confinamiento por el nuevo coronavirus ha obligado que muchas obras suspendan sus funciones y, después de la pandemia, es probable que las butacas vacías sean un escenario común.

Así lo entiende Ebelin Ortiz, quien en una entrevista con el diario Correo manifestó su preocupación por la manera en que el COVID-19 puede afectar la afluencia del público a las tablas. Pese a ello, no dejó de mostrarse optimista de cara al futuro.

“Soy una optimista, siempre lo he sido, aunque muchas veces disfrazada de negatividad”, dijo la actriz. “Efectivamente, este es un golpe para el teatro más grande, el de masas, para súper producciones con gran aforo”, añadió.

Para Ortiz, el efecto pospandemia producirá en la gente un temor a salir, “llenar las salas”, lo cual debe motivar a los miembros de la escena teatral a brindarle una mayor seguridad al público.

Creo que habrá que replantear muchas cosas, tendremos que darle la seguridad a las personas que quieren seguir alimentando su espíritu acompañándonos en nuestras funciones. Estamos sufriendo mucho de verdad, en estos momentos de incertidumbre sobre todo”, puntualizó.

EN LA PIEL DE BILLIE HOLIDAY

En tiempos de coronavirus, las obras postergadas son pan de cada día. Precisamente, Ebelin Ortiz tuvo que suspender los ensayos para “El ocaso de una estrella”, unipersonal basado en la vida de la cantante Billie Holiday cuyo estreno estaba prevista para este 18 de abril.

Estamos aplazándolo para mayo y con ganas de que la gente nos acompañe”, señaló la protagonista de “Locos de amor 3”. Asimismo, manifestó que la dolorosa vida de la intérprete de jazz es capaz de interpelar al público.

“Esa mujer que sufrió tanto, que luchó contra ella misma, que murió por una sobredosis de heroína, nos pone ante una situación que queremos seguir negando; el racismo y a discriminación. Ante eso nos confronta esta obra, nos confronta también a esa negativa que tienen muchas mujeres de soltar a su agresor”, expresó.

Para la actriz afroperuana, encarar este proyecto viene en una etapa en la que se siente preparada para hacerlo. Y es que encarnar a Billie Holiday requiere un principio de todo actor: no juzgar al personaje. “Tienes que entenderlo, porque mejor no te metes en tu cuerpo”, concluyó.