Con la reprogramación, los intereses no se congelan, sino que se siguen pagando en los meses siguientes. | Fuente: freepik

La SBS autorizó a las entidades financieras nacionales a tomar medidas para facilitar los pagos de sus clientes ante la situación de emergencia, una de estas opciones es la reprogramación de deudas hasta por eis meses.

Bajo esta modalidad, los bancos, cajas rurales, municipales y cooperativas de ahorro y crédito podrán modificar de manera másiva las condiciones de sus créditos y sin consultar con cada cliente.

Este tipo de reprogramación, aprobado en el 2017, permite que los cambio se hagan en bloque para no afectar la calificación crediticia de los deudores, según indicó a Gestión el gerente central de negocios de Caja Cusco, Walter Rojas.

La modalidad solo puede efectuarse cuando un evento inesperado afecta los ingresos de los clientes, por lo que cual, luego deberán contactarse con cada usuario. El cliente puede solicitar no acogerse a la reprogramación de deudas.

Sin embargo, Jorge Carrillo Acosta, profesor de Pacífico Business School, señala que con la reprogramación los intereses no se congelan, sino que se siguen pagando en los meses siguientes.

Carrillo señala que el único benefico es que sí se perdona la tasa moratoria.

Ante esto sugiere que los deudores, en la medida de lo posible, continúen pagando sus cuotas normalmente o evaluar la opción de una compra venta con otra entidad a una mejor tasa de interés.

¿Qué opinas?