Trabajadores
A nivel nacional casi ocho de cada 10 peruanos trabajan en la informalidad. | Fuente: Andina

Más de 18 millones de peruanos se encontraban laborando en el Perú durante el primer trimestre del año, superando en 4.6% el nivel prepandemia, según recientes datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Solo en el área urbana se registraban unos 13 millones 519 mil empleados, de los cuales solo 3 millones 969 personas con empleo formal en el área urbana y más de 9 millones 500 mil los trabajadores se encontraban en la informalidad.

Pero, esta recuperación del mercado laboral no sería la más adecuada pues a nivel nacional aún se evidencia que casi ocho de cada 10 peruanos trabajan en la informalidad, mientras que en Lima cuatro de cada nueve personas están subempleadas. La economista de la Red de Estudios para el Desarrollo (Redes), Mónica Muñoz Nájar, explicó que esto demuestra la precariedad de la situación laboral en el país.

"La informalidad en Perú es que uno está empleado ya sea en una empresa que no tributa a la Sunat, una empresa informal, o no tiene acceso a un seguro de salud. el subempleo es una condición aparte porque uno puede estar empleado en una empresa formal, pero la persona está trabajando más de 35 horas a la semana, pero gana menos del sueldo mínimo"

Este año las mujeres siguen siendo las más afectadas con la informalidad y el subempleo, llegando a tener un sueldo promedio que representa solo el 71% de lo que ganan los hombres.

“Las mujeres como son quienes se tienen que hacer cargo del cuidado de todas las personas dependientes, tienen más dificultades para insertarse en un empleo formal porque necesitan un trabajo que les permita trabajar por horas, o que si tienen que llegar más tarde se lo faciliten”, precisó María José Gómez, directora de la Fundación Forge.

En la capital también se ha visto impactado el empleo juvenil, que presenta el menor nivel de empleo adecuado y cuyo salario promedio bordea la nueva remuneración mínima de S/ 1,025 pues su sueldo es de S/ 1,058.

"En el tema de los jóvenes es porque acaban de estudiar y no tienen mucha experiencia ni mucha formación, y esa falta de experiencia hace que no tengan oportunidades", sostiene.

Problemas para generar empleos

Hasta mayo el INEI estimaba que aún había 397 mil 400 personas buscando activamente un empleo en Lima, mientras que a nivel nacional la tasa de desempleo aún era 0.8% mayor de lo registrado antes de la pandemia.

Por ahora los datos del Banco Central de Reserva (BCR) muestran que las expectativas de contratación son pesimistas, pero ¿cuál es el mayor problema que tiene el país para la generación de empleo formal?

"El problema que tenemos es que el sector informal no ve beneficios para pasarse a la formalización y una traba principal que tenemos es que el régimen tributario no se adapta a sus consideraciones. Tenemos tres regímenes para la pequeña y microempresa”, comentó Antonio Castillo, gerente del Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) .

El representante de la SNI agregó que también preocupa al sector empresarial que no se está viendo impulso en la inversión.

“No estamos viendo medidas que podrían reactivar el empleo, sino hacemos algo con la inversión pública, si mantenemos proyectos todavía paralizados eso es menos actividad en el sector de construcción que es ampliamente generador de empleo", señaló.

Por su parte, Muñoz Nájar señala que no hay buenas perspectivas si es que se mantiene con la incertidumbre por parte del Gobierno.

Teniendo en cuenta que para el BCR la inversión privada tendrá un crecimiento de 0%, la especialista de REDES advierte que es probable que el empleo formal aún no se recupere este año.

Hasta el primer trimestre del año, el INEI indica que cerca de medio millón de peruanos aún no han recuperando sus empleos formales, refugiándose en puestos de trabajo sin beneficios sociales ni ingresos adecuados que les permitan afrontar la complicada situación económica que enfrenta el país.