Unos documentos sacaron a la luz los abusos que Halle Berry vivió a manos de su expareja Gabriel Aubry. | Fuente: Instagram

El infierno que vivió Halle Berry durante su relación con Gabriel Aubry salió a la luz: racismo, abusos e incesto, según unos documentos del 2011 publicados ahora por Radar Online. 

La pareja empezó a salir en el 2005, tres años después tuvieron a su hija Nahla y en el 2010 decidieron separarse. Durante toda esa época, el modelo canadiense abusó verbalmente de la actriz y no dejó de usar "expresiones racistas". Esto alcanzó niveles imposibles de soportar cuando Aubry se negó a aceptar que su hija es mestiza

Las declaraciones fueron obtenidas de los documentos del juicio que se siguió por la custodia de Nahla. Halle Berry, que recientemente apareció en las sagas de "Kingsman" y "John Wick", también habló sin tapujos sobre la relación incestuosa que su expareja mantuvo con un miembro de su familia durante años (no se identificó a la persona y fue esta quien terminó la relación) y que arruinó su vida sexual.

"Después de los seis primeros meses de nuestra relación, nuestra vida sexual disminuyó y más adelante ya solo hacíamos el amor menos de tres veces al año", la ganadora del Oscar contó al juez en el 2011. "Él no reconocía o aceptaba responsabilidades por estos problemas. En su lugar, criticaba mi cuerpo de una manera muy degradante para las mujeres", agregó. Finalmente, dice que convenció a Gabriel Aubry de ir a terapia.

Ver esta publicación en Instagram

Halle Berry accused ex-husband Gabriel Aubry of psychological abuse and racism, as new documents from their 2011 custody battle has been released. Radar.com have been given access to the documents which were previously secured by the courts. Halle and Gabriel got married in 2005 and had their daughter Nahla in March 2008. Halle claimed Gabriel used racist slurs throughout their relationship and refused to class their child as mixed raced. She also accused him of being emotionally abusive after they rarely had sex and he blamed it on her appearance as he made critical remarks about Halle's body. He also admitted he had a previous relationship with a member of Halle's family during the time he was going between foster homes. She also said he isn't mentally well enough to take care of their child as he struggles severely with depression and social anxiety, which he refused to get treatment for. Aubry's legal team said her allegations had 'no foundation' and her remarks regarding his psychological wellbeing breached therapist-client privilege, as much of what she highlighted was discussed when she convinced him to see a joint therapist during their marriage. These details have hit the headlines, but neither of them have spoken out since this information has become public knowledge. #HalleBerry#GabrielAubry#CustodyBattle#Daughter#Parenthood#EmotionalAbuse#PsychologicalAbuse#Racism#Depression#SocialAnxiety#MentalHealth#F4f#FollowForFollow#R4r#RecentForRecent#L4l#LikeForLike

Una publicación compartida de latestcelebritygossip (@latestcelebrityscoop) el

Para obtener la custodia de su hija, la actriz advirtió al juez que el modelo tenía un historial de enfermedades mentales ─entre ellos, depresión y ansiedad social─ pero se negaba a recibir tratamiento. Todo esto llevó a que terminaran su relación en el 2010.

El abogado de Gabriel Aubry pidió a la corte remover parte del testimonio de Halle Berry. Específicamente, la parte del incesto porque "no era relevante" al caso y sus comentarios sobre el temperamento de su cliente porque tenía "hechos incorrectos".

Una fuente le dijo a Radar Online que el modelo fue "provocado" por la intérprete. "Contrario a la percepción del público, Halle tiene un temperamento particularmente malo y puede ser controladora y vengativa", dijo.

El juicio entre Halle BerryGabriel Aubry terminó con que la actriz le pagaría US$ 16 mil mensuales a su expareja para la manutención de su hija Nahla. La actriz se casó, en el 2013, con el actor francés Olivier Martinez. Juntos tuvieron a su hijo Maceo, pero se separaron dos años después.

¿Qué opinas?