La reina Isabel II fue fotografiada tras el escándalo de los duques de Sussex. | Fuente: AFP

El 2020 no ha iniciado con el pie derecho para la reina Isabel II pues esta semana los duques de Sussex, el príncipe Harry y Meghan Markle, presentaron su renuncia a sus funciones de primer rango como parte de la familia real británica. 

Según allegados a la monarca, esta se enteró de la decisión a través de la televisión y tanto ella como los demás miembros de la realeza están “decepcionados” por la decisión de la pareja.

Durante este tiempo, la reina, de 93 años, no había sido vista; sin embargo, acaba de ser fotografiada, por agencias internacionales, en su casa de campo Sandringham, ubicada en Norfolk (al norte de Londres).

La reina Isabel II apareció manejando su auto y usando un look de campo, con una chamarra café y su característica mascada en la cabeza, que en esta ocasión tenía unos curiosos estampados de perritos.

En medio del escándalo por la renuncia del príncipe Harry y Meghan Markle, se sabe que la monarca permanecerá en su residencia de Sandringham hasta principios de febrero, donde pasa el aniversario de la muerte de su padre, que a la vez marca su ascensión al trono británico.

LA RUPTURA

Los duques de Sussex se fueron seis semanas de vacaciones a Vancouver (Candá), donde pasaron la Navidad junto a su pequeño hijo Archie. 

Esta semana, Meghan Markle y el príncipe Harry hicieron público un comunicado en el que daban a conocer su renuncia a las obligaciones que tienen por ser parte de la realeza, así como el deseo de conseguir su independencia económica y de pasar más tiempo en Canadá. 

Tras ello, la reina Isabel pidió a sus consejeros que busquen “en días, no semanas” una “solución factible” para el futuro de la pareja.

“Quieren intentar hacer algo diferente y la familia está convencida de ayudarlos a ver si se puede hacer esto. Hay mucho por hacer pero la gente está calmada y concentrada en hacer que esto funcione”, dijo una fuente de la revista "¡Hola!".

¿Qué opinas?