Meghan Markle
El príncipe Harry y Meghan Markle pidieron el fin del "racismo estructural", diciendo que frena a los jóvenes de color. | Fuente: AFP

El príncipe Harry y su esposa Meghan Markle pidieron el fin del "racismo estructural", diciendo que frena a los jóvenes de color, en su última incursión en temas políticamente sensibles que la familia real británica suele evitar.

En una entrevista para el periódico The Evening Standard, el duque de Sussex dijo que Gran Bretaña podría ser un lugar mejor si la gente blanca entendiera más sobre aquellos "de piel de diferente color".

"Mientras exista el racismo estructural, habrá generaciones de jóvenes de color que no comenzarán sus vidas con la misma igualdad de oportunidades que sus pares blancos", escribieron el príncipe Harry y Meghan Markle en un artículo para el periódico.

Los duques de Sussex han hecho varios comentarios sobre cuestiones raciales desde que dejaron sus roles como miembros trabajadores de la familia real a fines de marzo y se mudaron a California.

Harry, de 36 años, dijo al Standard que se había dado cuenta de los problemas que enfrentan los afrodescendientes y otras minorías étnicas desde que conoció a Meghan, cuyo padre es blanco y su madre es afroamericana.

Ver esta publicación en Instagram

50 years ago, women in Britain won the right to equal pay. That monumental moment began with one courageous and inspiring group of women in a factory in Dagenham, England. In 1968, facing a pay settlement that declared them less skilled than men, the sewing machinists of the Ford Motor Company walked out on strike. In the face of great pressure, they stood firm, and two years later the UK Parliament was forced to pass the Equal Pay Act, protecting and supporting working women ever since. To mark International Women’s Day, The Duchess of Sussex visited Dagenham to meet with Geraldine Dear, one of the strikers, and spend time with students at the Robert Clack Upper School to meet the town’s next generation of female role models, and talk to young women and men about the women who inspire them. • “Being in Dagenham is incredibly profound. Because as you can see with Geraldine and the other women who had the strength to really stand up for something that they knew needed to be done. This is the best example of no matter how small you might feel, how low you may feel on the ladder or the totem pole, no matter what colour you are, no matter what gender you are, you have a voice, and you certainly have the right to speak up for what is right.” - The Duchess of Sussex A lifetime advocate and campaigner for gender equity, The Duchess joined a special assembly to celebrate this remarkable local story, as well as recognise the social, economic, cultural and political achievements of all women around the world. #InternationalWomensDay #IWD2020 #EachForEqual Photo © The Duke and Duchess of Sussex / Chris Allerton

Una publicación compartida por The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el

"No estaba al tanto de muchos de los problemas y tantos de los problemas dentro del Reino Unido y también a nivel mundial. Pensaba que sí", declaró. "No se trata de señalar con el dedo, no se trata de culpar. Seré la primera persona en decir que esto se trata de aprender", agregó.

"Y sobre cómo podemos mejorarlo. Creo que es un momento realmente emocionante en la cultura británica y la historia británica, y en la cultura mundial", el duque de Sussex, quien es nieto de la reina Isabel y sexto en la línea de sucesión al trono.

Según los medios de comunicación ingleses, la discriminación que sufrió Meghan Markle pudo haber jugado un papel importante en su decisión de dejar la familia real. En el 2016, el príncipe Harry mandó un comunicado de prensa rechazando cualquier palabra o acto con insinuaciones racistas hacia su esposa.

Como se recuerda, un presentador de la BBC, Danny Baker, hizo comentarios ofensivos contra su hijo Archie y lo comparó con la foto donde los duques de Sussex tomaban la mano de un chimpancé. (Con información de Reuters y AFP)