Estos son los principales hechos del caso de Roman Polanski. | Fuente: EFE | Fotógrafo: ENNIO LEANZA

Roman Polanski, que presenta en la Mostra de Venecia una cinta sobre el caso Dreyfus, admitió en el pasado estar interesado en la "insistencia con la cual los medios y el Ejército" no quisieron "admitir su error", viendo un antecedente de su propia historia. Estos son los principales hechos del caso Polanski, quien se declaró culpable de mantener relaciones sexuales con una menor en 1977.

LOS HECHOS

El 11 de marzo de 1977, el cineasta (en ese entonces de 43 años) es detenido, acusado de haber drogado y violado la víspera a Samantha Gailey, una adolescente de 13 años, durante un fotorreportaje en la mansión de Jack Nicholson en Hollywood.

En sus "Memorias" (1984), Roman Polanski reconoce una relación sexual; pero rechaza la violación. La adolescente celebraba haber sido aceptada en la escuela en el grupo de aquellos que sabían "divertirse, bebían y tomaban anfetaminas", escribe.

"Fui fotografiada por Polanski y me violó", testimonió en un libro Samantha Gailey, actualmente Geimer, según su apellido de casada. Ante un gran jurado, afirma en 1977 que Polanski le dio un sedante antes de tener relaciones sexuales con ella. "No quería lastimarme (...), pero no entendía que yo era demasiado joven. No veía que yo tenía miedo".

LA DEMANDA JUDICIAL

El director es liberado tras su detención a cambio de una fianza de US$ 2.500. Puede ser condenado a 50 años de prisión. Inculpado el 24 de marzo de violación, se declara inocente.

A principios de agosto, para evitar un juicio público, reconoce haber tenido relaciones ilegales con una menor y, a cambio, el juez abandona la acusación por violación con suministro y consumo de droga. Se llega a un acuerdo judicial con el consentimiento de la familia.

Polanski es condenado a 90 días de prisión. Tras 42 días, es liberado por conducta ejemplar. Pero la víspera de la audiencia para homologar el acuerdo, el juez cambia de parecer, estimando que la sentencia es insuficiente. El 31 de enero de 1978, el realizador parte con destino a París. La justicia estadounidense lanza una orden de captura internacional.

En 2017, Polanski debió renunciar a presidir los Premios César por la presión. | Fuente: Facebook

PERDÓN Y DISCULPAS

En agosto de 1994, luego de que Roman Polanski pusiese fin a una demanda civil pagando US$ 225.000 a Samantha Geimer, y en un momento en que la pena máxima había sido reducida a cuatro años, el fiscal lo convoca ante el tribunal.

Samantha Geimer, a quien el cineasta envió varias cartas pidiendo disculpas, reclama en diferentes ocasiones el cierre de la causa.

SECUELAS EN SUIZA Y POLONIA

Durante sus viajes al extranjero, la justicia estadounidense intenta que se detenga a Polanski. Francia y Polonia (el director posee la doble nacionalidad) se niegan a extraditarlo.

El 26 de septiembre de 2009 es detenido durante un festival en Zúrich. Pasa dos meses en prisión y luego otros ocho en arresto domiciliario en su casa en Gstaad. En julio de 2010 Suiza rechaza finalmente el pedido de extradición.

En 2014, es detenido en Varsovia. Polonia rechaza primero su extradición, pero en 2016 el gobierno conservador reabre el caso, cerrado por la Corte Suprema a finales de ese año. En agosto de 2017, un juez de Los Ángeles rechaza cerrar el caso como lo pedían el acusado y su víctima.

En 2018, la Academia de los Oscars lo excluyó. | Fuente: Archivo

TRES ACUSACIONES DE VIOLACIÓN

En pleno Festival de Cannes 2010, la actriz británica Charlotte Lewis acusa al cineasta de haber "abusado sexualmente" de ella cuando tenía 16 años en un cásting organizado en su casa en 1983. Otra mujer, identificada como "Robin", lo acusa en agosto de 2017 de una agresión sexual cuando ella tenía 16 años, en 1973.

En septiembre de 2017, Renate Langer, una exactriz, presenta una denuncia por violación, afirmando haber sido agredida en 1972 en Gstaad cuando tenía 15 años. Dos meses más tarde, la justicia suiza declara que esas acusaciones prescribieron. Las acusaciones de las tres mujeres "no tienen fundamentos", según su abogado.

EXCLUIDO DE LOS OSCAR

Justo después del caso Harvey Weinstein, Roman Polanski debe renunciar a presidir los premios César de Francia (2017) por la presión de las feministas.

El 3 de mayo de 2018, la Academia de los Oscars lo excluye. El cineasta, miembro de la Academia desde 1968 y ganador de tres Oscar con "El pianista" en 2003, apela la decisión. (AFP)

¿Qué opinas?