Amber Heard
Amber Heard estrena "The Stand": una serie que imagina un mundo surgido tras una pandemia. | Fuente: AFP

Amber Heard cierra el año alejada de los escándalos con su exesposo Johnny Depp. La actriz lanzó "The Stand" y no se le escapa la ironía: una serie que imagina un mundo surgido tras una pandemia, que se estrena en medio de una pandemia.

Ella opina que quizá esta sea la coyuntura ideal y apropiada para una historia así. "Es un momento ciertamente irónico e interesante, pero creo que no hay un mejor momento para estrenar 'The Stand'", aseguró.

Tan conocida por sus papeles en Hollywood ("Aquaman") como por sus agrias y escandalosas disputas legales con su exmarido Johnny Depp, Heard forma parte de la adaptación televisiva de la novela homónima de Stephen King, con un gran elenco donde aparecen también Whoopi Goldberg, James Marsden y Alexander Skarsgård.

Comienza con una pandemia global. Mucho más letal y apocalíptica que la del coronavirus, dejando solo un puñado de supervivientes inmunes a la enfermedad y que comienzan a desarrollar una nueva sociedad bajo el influjo sobrenatural del bien que representa Mother Abigail (Goldberg) y del mal que encarna Randall Flagg (Skarsgård).

DE PANDEMIA EN PANDEMIA

Al margen de las reflexiones que pueda suscitar sobre la situación actual, Amber Heard aclaró que "The Stand" no es solamente una serie sobre un desastre a escala planetaria.

"Va más de qué hacemos una vez que estamos ahí, qué hacemos con eso. Va de quiénes somos en circunstancias increíbles y contra todos los pronósticos: cómo decidimos revelarnos, quiénes elegimos ser", argumentó.

En este sentido, la actriz puntualizó cuál es, en su opinión, la pregunta clave de la ficción: "¿Qué haría yo?".

"¿Lucharía por esto? Y una vez que has sobrevivido, ¿mereció la pena? ¿Para qué luchamos si luego no nos unimos para ser mejores, para construir desde las cenizas y los restos de los que fuimos en nuestras anteriores vidas? ¿De qué sirve si no? Así que pienso que este es un buen momento (para 'The Stand') porque me parece que la gente se está preguntando eso", añadió.

Amber Heard interpreta a Nadine, una mujer con serias dudas sobre cuál es la manera adecuada de afrontar la vida.

"Todos los personajes representan de alguna forma un aspecto de un dilema humano con el que todos nos identificamos que es la lucha entre lo bueno y lo malo, entre lo correcto y lo equivocado. Creo que el demonio en nuestro caso no es necesariamente este hombre encantador (por el rol de Skarsgård), sino que es el que está en nosotros. Él es un sustituto de lo que tenemos dentro y Nadine, como el resto, es un campo de batalla en esa guerra", dijo. (EFE)

Sepa más: