Chelsea
Thomas Tuchel fue superior a Pep. | Fuente: AFP

Chelsea agrandó su rico historial con su segundo título en la Champions League. En una final inglesa, los ‘blues’ opacaron y le quitaron el brillo a Manchester City, que con contundencia y buen fútbol, hizo temblar a casi toda a Europa a lo largo de la temporada 2020-21. Sin embargo, en el Estadio do Dragao de Oporto (Portugal) no mostró su mejor potencial y arruinó el sueño de sus millones de hinchas que anhelaban gritar por primera vez campeón en este certamen.

En cambio, el equipo dirigido por Thomas Tuchel demostró cómo se juegan las finales de esta envergadura. El alemán de 47 años no hizo experimentos y probó que, a base de trabajo y de una buena filosofía de juego, el fútbol te puede dar revanchas. Atrás dejó su desilusión de perder con PSG la final del 2020. Ahora con solo 124 días en el cargo, transformó al Chelsea e hizo una metamorfosis para que el club inglés llegue a la gloria con el gol de su compatriota Kai Havertz.

Estrategia fallida de Guardiola

The Times calificó al entrenador español de “arrogante” por su arriesgada oncena. Pep apostó por un equipo súper ofensivo y dejó afuera a Fernandinho y Rodri, quienes contribuyen en dar balance a sus líneas. Un error que le costó caro. Manchester City no lució como en sus mejores presentaciones al perder peso en conjunto y su volumen de juego estuvo lejos de ser contundente.

Chelsea se apoderó del trámite del partido con un mediocampo sólido y aprovechó al máximo la apuesta de Guardiola, que comprometió la estética de su juego con un planteamiento que rozó con la extravagancia. Si bien es cierto que desde su llegada, Manchester City es dominador en el fútbol inglés, en Europa no dan frutos los 938 millones de euros de inversión en la plantilla. De esta manera, al exentrenador de Barcelona se le resiste su tercera Champions como entrenador. Ya suma 10 años de sinsabores, tendrá que esperar.

Thomas Tuchel
Thomas Tuchel estalla de alegría. | Fuente: AFP | Fotógrafo: SUSANA VERA

Thomas Tuchel ganó en la pizarra

En Stamford Bridge no esperaron que la llegada de Tuchel en enero pasado sería una bendición. Pese a la inversión millonaria por Timo Werner, Kai Hawertz y Hakim Ziyech, el Chelsea naufragaba en malos resultados. Sin embargo, el exentrenador del PSG le cambió la cara al histórico club inglés con su filosofía de juego, que llegó al punto cumbre el sábado 29 de mayo en la cancha del Porto.

Chelsea alzó la bandera. Con un equipo granítico y solidario en todas sus líneas supo contrarrestar a Manchester City, que empezó el partido a cien revoluciones con un esquema ofensivo al colocar en la volante y delantera a Gündogan, Silva, De Bruyne; Sterling, Mahrez y Foden.

La victoria no fue casual, los ‘blues’ sabían cómo debían jugar y vencer al temible City. En el lapso de seis semanas lo derrotó tres veces: 1-0 en la Copa FA (17 de abril), 2-1 en la Premier League (8 de mayo) y ahora en Champions. El libreto estaba aprendido.

Este fue el gol de Havertz para Chelsea contra Manchester City. | Fuente: ESPN

Havertz pagó con creces los 100 millones

Debido a su mal arranque, la hinchada de Chelsea y la prensa inglesa no tuvieron piedad con Kai Havertz, que luego de destacar en la Bundesliga con Bayer Leverkusen, se convirtió tras una inversión de 100 millones de euros en el fichaje más caro de la historia de los ‘blues’. Tras arribar en septiembre pasado, el volante alemán no alcanzó a brillar en sus primeros meses de estadía en Stamford Bridge.

Pese a ello, Havertz trabajó en silencio y con la llegada de Thomas Tuchel se reactivó. Y esperó varios meses más para brillar en su máxima expresión al anotar el gol del título en la Champions. El mediocampista de 21 años, que también puede jugar como extremo o falso ‘9’, definió como un goleador de casta al superar al arquero Ederson.

"No sé qué decir. He esperado mucho tiempo por esto. He trabajado durante quince años para este momento", afirmó Havertz, que justo anotó su primer tanto en la Champions en la final de Oporto. Se estrenó justo cuando tenía que hacerlo. Así suma su primera copa a su palmarés.

N'Golo Kanté
N'Golo Kanté la figura de Chelsea. | Fuente: AFP

Una máquina: N’Golo Kanté

Sin duda, si un equipo quiere aspirar a ser campeón debe tener en sus filas a un futbolista como N’Golo Kanté. Chelsea consiguió su segundo título en la Champions League y ese gran mérito se deposita en la actuación del volante de la Selección de Francia a lo largo de la temporada.

El ‘todoterreno’ de los blues no decepcionó en la final y se adueñó del mediocampo del partido en compañía de Jorginho. Ambos conformaron un engranaje perfecto y le robaron el balón a Manchester City, que no descifró cómo opacar a Kanté, que es un ‘6’ con un juego de ‘10’.

Kanté fue elegido como el MVP de la final contra los ‘citizens’, tal como sucedió en los dos partidos ante Real Madrid en las semifinales. Desde la UEFA se informó que el jugador tuvo una “influencia masiva” con y sin balón en el compromiso que fue dirigido con acierto por el español Mateu Lahoz.

El jugador nacido hace 30 años fue campeón con Francia en Rusia 2018. Además en la Premier League con Leicester City (2015-16) y con Chelsea (2016-17).

Chelsea conservó su ventaja

“En la segunda parte fuimos valientes y brillantes, pero no lo convertimos en goles”, señaló Guardiola tras el pitazo final del justo triunfo de Chelsea ante Manchester City, que reaccionó en la complementaria tras un primer tiempo para el olvido, aunque no le alcanzó para conseguir la Copa que todos quieren.

Kai Havertz anotó en el minuto 42 con una tremenda definición. De ahí en adelante, Guardiola movió piezas en pos del empate con los ingresos Gabriel Jesus y 'Kun' Agüero, pero el Chelsea nunca dejó de luchar en el compromiso. E incluso Christian Pulisic pudo aumentar el marcador, aunque erró en su mano a mano con Ederson.

De este modo, el 1-0 se mantuvo hasta el pitazo final provocando el estallido de alegría del capitán César Azpilicueta, y de jugadores como Mason Mount, Kai Havertz, N'Golo Kanté, Christian Pulisic y Timo Werner, quienes fueron la columna vertebral del nuevo campeón Chelsea, que mientras celebraba, a pocos metros los jugadores del City no ocultaba su tristeza y rompían en llanto. ¡Así es el fútbol!

Chelsea fue una verdadera fiesta al ganar la Champions ante el City. | Fuente: ESPN | Fotógrafo: AFP


NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿La variante británica de la COVID-19 es más letal? El Dr. Elmer Huerta responde: