Xavi Hernández hizo su debut oficial como entrenador del Al-Sadd | Fuente: EFE

En su primer partido oficial como entrenador al frente del Al-Sadd, Xavi Hernández perdió los papeles y no controló su enojo. Su furia lo llevó a patear una botella y hasta perder un zapato.

Se jugaban 92 minutos de partido por los octavos de final de la Champions League asiática entre Al-Sadd y Al-Duhail, cuando se produjo una polémica jugada dentro del área que hizo estallar al ex jugador del Barcelona.

Mientras que los jugadores del Al-Sadd se iban encima del árbitro para reclamarle la jugada, Xavi Hernández insultó al árbitro y luego siguió con su enojo pateando una botella de agua, lo que produjo que su zapatilla vuele por los aires. 

Finalmente, el árbitro no cedió a la falta y el partido terminó igualado 1-1. Sin embargo, el equipo de Xavi Hernández tiene la ventaja, ya que será local en el próximo duelo a disputarse el 13 de agosto. 

 

 

 

¿Qué opinas?