James Palotta compró la Roma en el año 2011 junto a otros dos empresarios estadounidenses. | Fuente: Sports Illustrated

El Barcelona se cobró la revancha de la eliminación de los cuartos de final de la última Champions League a manos de la Roma al concretar el fichaje del atacante brasileño Malcom, quien ya tenía todo cerrado con el elenco italiano. Esto, sin lugar a dudas, dejó un gran sinsabor en los directivos de la entidad romana, especialmente en su presidente James Palotta.

Palotta reveló que el Barcelona les ofreció una disculpas por intervenir de manera no moral en la negociación por Malcom, pues aseguró que ya habían llegado a un acuerdo con el representante del jugador de 21 años. El presidente de la Roma aseguró que no aceptará esa muestra de perdón a menos que acepten venderles a Lionel Messi.

"El Barcelona intervino de manera poco ética. Por la mañana, el gerente deportivo Monchi tuvo una video-conferencia con el agente de Malcom y el acuerdo ya estaba hecho. El Barcelona se disculpó con nosotros pero no las voy a aceptar a menos que nos vendan a Lionel Messi. El futbolista quería venir con nosotros y habíamos acordado que su cláusula de rescisión iba a ser de 120 millones de euros", dijo James Palotta.

Malcom fue la tercera incorporación del Barcelona en este mercado de pases, junto a su compatriota Arthur y el defensor Clement Lenglet. Por su parte, la Roma ha sido de los equipos en el fútbol europeo que más cambios ha tenido en estos meses al haber realizado once contrataciones, donde destacan la del portero sueco Robin Olsen, el mediocampista argentino Javier Pastore y el delantero holandés Justin Kluivert.

Malcom anotó doce goles con el Bordeaux la temporada pasada. | Fuente: Prensa Barcelona
Sepa más:
¿Qué opinas?