Cortes

La enorme variedad de alimentos peruanos nos ha hecho olvidar la gran importancia de alimentos que hasta hace sólo unos años eran destinados para la alimentación de nuestros caninos; gracias al boom gastronómico por el cual atravesamos se ha logrado “reinvidicar” las características sensoriales, culinarias del camote y ahora lo encontramos engalanando diferentes platos de la gastronomía peruana.

“Aún es insuficiente la difusión y conocimiento real de las características nutricionales del camote, en especial su maravilloso aporte para la alimentación infantil. El camote en sin duda el amigo de todos los niños, es rico, de fácil digestión y nutritivo”, señaló Faviola Jiménez Ramos, Directora Red Peruana de Alimentación y Nutrición, R-PAN.

Las principales cualidades nutricionales del camote en la alimentación de los niños son:
•    Aporte de energía (en 100 gramos de camote hay 117 Kcal)
•    Aporte de fibra (en 100 gramos 1 gramo de fibra)
•    Vitaminas y Nutrientes: Los camotes son una fuente excelente de un número de vitaminas y nutrientes diferentes. Estos incluyen la vitamina A (en forma de pro vitamina A), vitamina B6, vitamina C, cobre, hierro, manganeso, potasio
•    Beta-Caroteno: Los camotes  contienen tanto beta-caroteno (en forma de vitamina A) como las zanahorias. El beta-caroteno es asociado con la mejora de la visión, incremento de las defensas, prevención de infecciones respiratorias o gástricas, favorecen el crecimiento. Los camotes oscuros (morados o azules) tienen mayores contenidos de beta-caroteno.
•    Antioxidantes: Los camotes son ricos en antioxidantes. Estas sustancias ayudan a remover los radicales libras del organismo, protegiendo a las células del daño y reparando a las células dañadas.

“El estómago del bebé es pequeño casi del tamaño de un puño cerrado y no debemos llenarlo con agüitas o sopitas”, recomendó Jiménez.