Vaticano
Vaticano | Fuente: Andina

A su salida de prisión el ahora exnacotraficante Demetrio Chávez Peñaherrera, más conocido como Vaticano, fue abordado por los periodistas en pleno tráfico vehicular, pero muy amablemente, como cualquier hombre que recupera su libertad tras 22 años, contestó a las interrogantes que le caían por ráfagas.

Entre las preguntas sobre el exgobierno de Fujimori y las supuestas torturas que sufrió a manos de Montesinos, Vaticano se dio tiempo para pedir perdón a la sociedad y a los jóvenes peruanos, que no sigan su ejemplo.

"En la cárcel no hay comodidades, he aguantado estoicamente a esta desgracia. Los años en prisión me deja muchas reflexiones, pido realmente que me perdone la sociedad y que la juventud no siga mi ejemplo", dijo.

"Yo era un mal ejemplo (..) esta narcoactividad no es recomendada para nadie, es el demonio", agregó.

Ahora, Vaticano asegura no tener dinero pues según él, lo perdió todo cuando lo secuestraron. Ahora visitará a su familia y asegura que no recaerá por el mal camino.