Ren Zhengfei consideró que Huawei continuará el liderazgo de tecnología 5G. | Fuente: AFP or licensors | Fotógrafo: FABRICE COFFRINI

Ren Zhengfei, fundador de Huawei, aseguró que Estados Unidos “subestima” su compañía y que la sanción anunciada en contra de su empresa, no afectarán los planes que el gigante de las telecomunicaciones desarrolla como parte de su programa de tecnología 5G.

En declaraciones a la televisión estatal CCTV y otros medios, Ren criticó la forma en la que los políticos estadounidenses actuaron contra su empresa. Agregó que la compañía cuenta con reservas de chips y “no puede quedar aislado” del mundo en ese sentido.

Los políticos estadounidenses, con su forma de actuar en la actualidad, demuestran que subestiman nuestra fuerza”, comentó el ejecutivo y aseguró que la red de tecnología 5G, que actualmente lidera a nivel mundial, no se verá “afectada para nada” con estas sanciones.

"En materia de tecnología 5G, que las otras empresas alcancen a Huawei no es cuestión de dos o tres años", aseguró.

Sanciones

En un contexto de guerra comercial y de rivalidad tecnológica entre Pekín y Washington, el presidente Donald Trump decidió la semana pasada prohibir las exportaciones de productos tecnológicos estadounidenses a determinadas empresas consideradas "de riesgo" para la seguridad nacional.

Como parte de esta medida, Google, cuyo sistema Android equipa a la gran mayoría de los teléfonos inteligentes del mundo, anunció el domingo que tendría que cortar los puentes con Huawei, lo que privaría al grupo chino de acceder a ciertos servicios de Android y sus populares aplicaciones Gmail o Google Maps.

Uso de tecnología propia

En esa línea, Zhengfei comentó que no pasarán a usar chips estadounidenses y en cambio apostó por un crecimiento en conjunto con las empresas fabricantes. Agregó que tienen soluciones de repuesto en sus propias fábricas.

“En periodo de paz [es decir, antes de que comenzara la guerra comercial] nos abastecíamos en un 50% con los chips procedentes de Estados Unidos y en otro 50% con los procedentes de Huawei. No se nos puede aislar del resto del mundo", insistió.

El lunes, las autoridades estadounidenses parecieron intentar calmar la situación al decretar un retraso de 90 días antes de imponer las sanciones, para que Huawei y sus socios comerciales se puedan adaptar.

El grupo chino no solo es el actual número dos de los teléfonos inteligentes, sino también uno de los líderes en equipamiento de redes de telecomunicaciones. AFP

¿Qué opinas?