La cantante de folkpop presenta su nuevo video "Helado de mango". | Fuente: Video de Donald Wilson

Naïa Valdez creció entre salas de grabación y conciertos ─pues sus padres son músicos─ sin saber que, años después, terminaría dedicándose a lo que más la apasiona: la música. La cantante peruana, que empezó a crear melodias desde pequeña, hoy tiene claro su futuro: quiere llevar su música a todo el Perú, componer y cantar (cada vez más) y ser capaz de fusionar el folk con el pop y los ritmos peruanos.

El nuevo video de su canción “Helado de mango” es la prueba de que su voz relajada y su frescura innata llegará cada vez a más personas. Valdez cuenta ya con seis sencillos, entre los que se encuentran “Caramelito”, una suerte de fusión entre el folk, el huayno y la saya. Su primer álbum verá la luz en menos de dos meses. ¿Qué podemos esperar?

¿Cuándo decidiste que querías dedicarte a la música?

Yo empiezo desde muy chica. Mi papá es músico así que he tenido desde pequeña el estar siempre en el estudio grabando con él. Hicimos un disco cuando era bien pequeñita que se llamaba “Aprende cantando”, con Gloria María Solari. Era un disco para niños y yo participé en algunas de las grabaciones. Siempre he estado acostumbrada a cantar, a componer y a expresarme a través de la música. Quería ser músico desde que tengo siete años y estoy muy feliz de haberlo hecho.

¿Por qué eliges el folk pop?

Realmente yo creo que el folk pop es un género que puede percibirse de varias formas. El folk que yo hago, por lo menos, implementa muchos elementos de la cultura peruana. Me gusta mucho este género porque siento que hay manera de fusionarlo con ritmos peruanos, que tal vez muchos de nosotros no escuchamos, y con el pop que es mucho más sencillo. Yo respeto mucho los géneros tradicionales peruanos; me gusta mucho la música de la costa y en mi música trato de implementarla porque me parece importante representar a mi país. 

¿En qué canciones se evidencia esta influencia de ritmos peruanos?

Tengo dos canciones en las que siento que está bastante presente. La primera se llama “Todo va a cambiar”. Tuvimos el honor de grabarla con un charango y fue genial porque lo usamos de una forma no tradicional. De repente no estábamos haciendo ritmos peruanos, pero queríamos darle presencia al instrumento. La segunda “Caramelito” es una especie de fusión con huayno y saya. Es lindo porque fue mi primer experimento con la música andina y le tengo mucho cariño a esa canción.

Háblanos sobre tu nuevo video: “Helado de mango”.

Donald Wilson, el director del video, ya ha trabajado conmigo en una canción anterior: “Corre”, que fue el segundo sencillo que saqué. Me encanta su trabajo. Cuando pensamos en hacer este video ["Helado de mango"] no pensé en nadie más para dirigirlo. Le conté las ideas que tenía… se me hacía que los colores fuertes representaban el verano y una frescura que yo quería que se sienta. También quería que se viera que estábamos divirtiéndonos, pasándola bien, comiendo mango y haciendo locuras. No esperaba que el video fuera a salir tan bien, es muy profesional trabajar con él.

¿Cuándo compusiste este tema?

"Helado de mango" es una canción que hice para una tarea. Yo estudio música en la universidad y quería componer esta canción a partir de un título. Como había un montón de palabras en la pizarra y no sabía cuál escoger, el hambre me ganó y escogí helado de mango.

Participaste en tres showcases del Festival SXSW en Austin, Texas.

Sí, fue hace menos de un mes, acabamos de regresar de Austin en realidad. Creo que ha sido una de las experiencias más enriquecedoras del proyecto. Participaron más de 2000 bandas en el festival, pero aún así es muy selecto porque todos están muy interesados en la música. Fue una gran oportunidad para encontrarnos con gente de todo el mundo: conocí a muchos artistas latinoamericanos y creo que aprendí un poco de mi cultura como latina. Me encantó el ambiente y sentí que uno puede aprender mucho de un viaje. Siento que soy una nueva persona después de haber hecho ese viaje.

Además de ti, son varias las mujeres peruanas -muy talentosas- que están haciendo música y surgiendo poco a poco.

Hay demasiadas cantantes que admiro acá. Me encanta La Lá, me encanta su música y la forma en la que crea; escucho a Alejandro y María Laura; también a Lorena Blume, me gusta mucho su estilo. Hay varias artistas de mi edad… está Nuria Saba, cuya música me encanta y tengo el placer de llamarla mi amiga. Siento que sus letras son muy sinceras. Hay demasiadas mujeres en el Perú que son talentosísimas. Es un poco difícil a veces encontrar espacios, pero hay que seguir haciendo música y hay que seguir haciendo que el público la escuche para que, poco a poco, haya más interés en darnos un lugar.

¿Cuáles son tus proyectos para el 2019?

Tengo seis sencillos disponibles y ya quiero sacar el disco, que va a tener entre 10 a 12 canciones y se publicará en un par de meses, así que atentos. Va a ser un poco más folk, pero una vez que esta etapa del disco se cierre quiero seguir componiendo música y ahora fusionarla con los géneros urbanos. Empezar a incursionar en otros géneros también. Quiero tocar un montón y viajar a provincia, de eso se trata.

¿Qué opinas?