Tony Succar ganó a Productor del Año y Mejor Álbum de Salsa en los Latin Grammy 2019 gracias a su disco "Más de mí". | Fuente: Instagram

Hay vocaciones que se definen a edad adolescente y encuentran su madurez al cabo del tiempo. Pero también existen las que surgen tempranamente, como si se hubiera nacido con ese talento. Ese, sin dudas, es el caso de Tony Succar, percusionista y productor musical, ganador de dos premios en los Latin Grammy 2019.

En entrevista con RPP Noticias, Succar contó que sus inicios en la música se dieron entre los 6 y 7 años, cuando tocaba el cajón peruano, su primer instrumento, en los ensayos de la banda de sus padres (su papá es pianista y su mamá cantante). “Mi mamá siempre me decía que a mí me encantaba estar allí. Y después, como a los 13 o 14 años, comencé a tocar batería en esa banda”, dijo Succar.

Mixtura, la banda familiar de los Succar, solía tocar en bodas y fiestas de cumpleaños. Un trabajo que apasionaba a Tony, pero no lo suficiente. De hecho, el autor del disco “Más de mí” confesó que antes de músico soñó con ser futbolista. “Esa era mi pasión. Hacía música porque necesitaba hacerlo para ayudar a mis papás. Yo estaba feliz de la vida con eso”, señaló.

Sin embargo, al no poder formar parte del equipo de fútbol de la universidad a la que quería asistir, se inclinó por la música, donde demostró jugar también como un 10. “Comencé a estudiar jazz en la universidad y me convertí en un arreglista y productor. Empecé a ser director de la banda y a utilizar el nombre de Mixtura con otro rumbo: hacer discos y canciones originales”, señaló el laureado músico.

Según contó a RPP Noticias, Tony Succar tuvo la oportunidad de ser felicitado por el legendario salsero Willie Colón. | Fuente: Instagram

DISCO DEBUT

La primera canción que  recuerda haber compuesto fue una que dedicó a su expareja. Según confesó a RPP Noticias, gracias a ella descubrió que la creación musical era lo suyo. “Esa canción no la van a encontrar porque la borré de todos lados. Las primeras producciones no me gustaban mucho cómo sonaban, pero ese fue mi inicio”, puntualizó.

Su disco debut fue fruto de la grabación de su recital de graduación en el Wertheim Performing Arts Center de Miami. Un álbum en el que imprimió la disciplina aprendida de su madre y la pasión marcada por la influencia paterna. “A mi recital fueron 500 personas. Yo ya tocaba en la calle, era conocido y siempre buscaba ser un showman”, dijo Succar sobre esta propuesta que incluyó bailarines afroperuanos como parte de la performance.

Se trató de una experiencia que definiría el interés musical del productor, recientemente reconocido en los Latin Grammy 2019 en las categorías Productor del Año y Mejor Álbum de Salsa. Es decir, una tendencia a combinar ritmos en los que puede distinguirse aires de jazz, pero también el swing de la salsa, la plasticidad del pop y la sazón de la música peruana.

Para Tony Succar, la noche de la ceremonia de premiación continúa siendo "un sueño". Sus dos Latin Grammy son prueba de su excelencia. | Fuente: Instagram

TRIBUTO A MICHAEL JACKSON

Si su primer disco exploraba, desde la fusión latina, el jazz duro de la era del hardbop, la producción del segundo se propuso revisitar a Michael Jackson —“Unity: The Latin Tribute to Michael Jackson”— a partir de una mezcla con géneros latinoamericanos.

Eran sus canciones [las de Jackson] combinadas con elementos originales y ritmos e instrumentación de la música tropical y peruana, típica en mis producciones. Hay landó, festejo, diferentes ritmos, e instrumentos como cajón, quena, quijada de burro, cajita”, contó el músico a RPP Noticias.

Fue gracias a este disco que Tony Succar  se hizo conocido a nivel internacional, debido a su audacia como productor y, también, a los músicos que colaboraron con él. Desde Tito Nieves, que puso su voz a dos temas, entre los que destacó la adaptación de “I Want You Back”, hasta La India, Michael Stuart, Jon Secada, entre otros músicos de renombre que colocaron su grano de arena en este álbum.

LA NOCHE DE LOS LATIN GRAMMY

La creación de “Más de mí”, el disco que lo llevó a conseguir los dos premios en la última edición de los Latin Grammy, estuvo marcada por el único deseo de “hacer buena música”. “Comenzó con una canción que se llama ‘Me enamoro más de ti’ y fue nominada a Mejor Canción [en los Latin Grammy 2018], pero no ganamos”, contó Succar.

Ese tema, sin embargo, marcó la pauta del resto de canciones del álbum, que se basan en melodías más pop, siguiendo la línea de Michael Jackson, pero con composiciones originales, creadas en conjunto con Jorge Luis Piloto y Jean Rodríguez. “Más de mí”, de este modo, fue grabado “sin presión, sin pensar en los Grammy”.

La sorpresa de la nominación, por ello, fue mayúscula. “Esa noche fue como un sueño. No fue real”, relató Tony Succar. “Imagina si a ti te dicen: ‘¿Cuál sería tu día perfecto, qué sueño quieres lograr?’. Y lo pones en un papel y realmente pasa. Así fue. Una cosa de loco. Nunca se sabrá cómo se siente hasta la primera vez que sientes el premio en tu mano”, refirió.

Actualmente, el productor peruano trabaja en un proyecto musical con La India, cantante puertorriqueña, y prepara un disco de latin jazz próximo a salir en el 2020. Asimismo, alista dos conciertos en el Gran Teatro Nacional y asegura que buscará “seguir manteniendo en alto el Perú a través de mi música”.

Y es que, para Succar, solo hay dos tipos de música: la buena y la mala. “Y yo hago la buena. Eso me define. Ese es mi legado”, concluyó para RPP Noticias.

¿Qué opinas?