Conferencia Episcopal advierte del "peligro" de pedir visa a venezolanos que ingresen a Perú

A través de una carta dirigida al presidente Martín Vizcarra, Monseñor Miguel Cabrejos pidió al Gobierno "seguir dando muestras de solidaridad con los ciudadanos venezolanos ante la difícil situación que atraviesan".

Miguel Cabrejos, presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, hizo llamado al Gobierno peruano. | Fuente: Conferencia Episcopal Peruana

Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, hizo un llamado al Gobierno, a través de una carta dirigida al presidente Martín Vizcarra, a "seguir dando muestras de solidaridad con los ciudadanos venezolanos ante la difícil situación que atraviesan".

Cabrejos Vidarte además llamó la atención sobre la implementación del visado humanitario para los venezolanos que quieran ingresar al Perú, el cual exige la posesión del pasaporte y el certificado de antecedentes penales, ambos de difícil acceso en su país.

Esta exigencia podría ser un peligro inminente y una tentación de limitar y/o restringir el acceso al sistema de refugio ante el aumento del número de solicitantes. Y, aunque el acceso a las solicitudes de refugio permanece abierto, el peligro no desaparece”, se menciona en la misiva.

De otro lado, destaca “la disposición del Gobierno peruano para recibir a los venezolanos que vienen al Perú, encontrando en nuestra Patria una tierra de paz y solidaridad donde pueden proyectar sus sueños y reconstruir sus vidas y las de sus familiares”.

"Los aproximadamente 800,000 venezolanos que han ingresado hasta la fecha están contribuyendo a formar una sociedad multicultural, fraterna, tolerante y respetuosa de la interculturalidad", escribió el arzobispo de Trujillo (norte de Perú) y presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

Restricciones del Gobierno

Por razones de seguridad, el Gobierno anunció la semana pasada que los venezolanos necesitarán a partir de este 15 de junio una visa humanitaria, además del pasaporte, para ingresar al país.

El Ejecutivo negó este miércoles que esta decisión implique "cerrar las puertas" a los migrantes venezolanos. "Se ha considerado con responsabilidad no cerrar las puertas (...), sino, como algunos países vecinos, exigir una visa o pedir que haya un permiso de refugio que se solicita en el punto de origen", declaró el primer ministro, Salvador del Solar.

La medida "responde a un país que siendo responsable se preocupa también del bienestar de sus propios ciudadanos", añadió en rueda de prensa.

Vizcarra había justificado la medida tras asistir el 6 de junio a la expulsión de medio centenar de venezolanos con antecedentes policiales que habían ingresado con documentos falsos.

"Queremos asegurar una migración ordenada y segura. Tenemos que tomar las acciones para mejorar y garantizar la seguridad de los ciudadanos en el Perú, es por eso que estamos tomando esta medida", declaró el mandatario.

Percepción negativa

En su carta, el arzobispo Cabrejos también manifestó su preocupación ante el "incremento en la percepción negativa a los migrantes por parte de algunos gobiernos regionales y/o locales".

"Estas reacciones expresadas en discursos o regulaciones reflejan una mirada discriminatoria contra nuestros hermanos venezolanos, incentivando la xenofobia y el prejuicio", advirtió el prelado.

Según la Policía Nacional, se ha registrado una creciente detención de venezolanos en asaltos en los últimos tiempos.

Unos 800.000 venezolanos ingresaron a Perú desde enero de 2017 tras dejar su país y cruzar por Colombia y Ecuador.

El éxodo de unos 3,3 millones de venezolanos desde 2016, según la ONU, es consecuencia de la prolongada crisis económica y política que vive el país gobernado por Nicolás Maduro.

¿Qué opinas?