Las restricciones para menores de 12 años fueron levantadas tras publicación de Decreto Supremo firmado por Francisco Sagasti.
Las restricciones para menores de 12 años fueron levantadas tras publicación de Decreto Supremo firmado por Francisco Sagasti. | Fuente: Andina

El gobierno levantó las restricciones para los niños menores de 12 años. De acuerdo con el decreto supremo firmado por el presidente Francisco Sagasti, estos deben mantener una distancia física o corporal no menor de dos metros con el resto de personas, lo que no incluye a las personas adultas que los acompañan.

Sin embargo, aún hay que tener ciertas precauciones al respecto. Así lo afirmó Teresa Ochoa, pediatra infectóloga del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH). 

En conversación con Encendidos, la especialista indicó que si bien celebraba la medida ya que los niños han pasado mucho tiempo confinados, lo ideal es exponer en lo menor posible a los menores. 

"Es importante que sigamos manteniéndonos alerta y con las medidas de seguridad, no solo los niños, sino todos nosotros", dijo. Ochoa precisó que lo principal es que los adultos estén dispuestos a explicarles a los menores los cuidados que deben de guardar. 

También señaló que lo recomendable será no llevar a los niños que puedan resultar riesgosos como un restaurante cerrado o centros comerciales. "El riesgo es en ambientes cerrados y con acumulación de personas como Mesa Redonda. Esos son sitios en donde debemos de evitar llevar a niños", señaló. 

Así, la pediatra recalcó que un lugar seguro para llevar a los niños a jugar serán parques o zonas abiertas en donde pueda haber oxigenación ya que ahí "el rieso de contagio será menor". 

Ochoa pidió a los padres de familia ser cautos al momento de salir con niños en caso de que en el hogar haya presencia de alguna persona con riesgo a la COVID-19 como adultos mayores o personas diabéticas. 

 

NUESTROS PODCAST

“Perú será libre con paciencia y sin precipitación” - Las Cosas Como son

Cada generación tiene que vérselas con las dificultades de siempre que regresan bajo nuevas modalidades o con justificaciones ideológicas diferentes: el caudillismo, el sometimiento del Estado a intereses privados, la corrupción, la inercia de la desigualdad, la tentación de la violencia.