Incendio forestal
En lo que va del año, el Serfor ha emitido 840 alertas de incendio forestal. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Cortesía

"Gran cantidad de arbustos completamente quemados, árboles quemados... Miren ustedes... Qué triste es el panorama, absolutamente sorprendente lo que vemos". Al pie del monte, un testigo dice estas palabras al observar un incendio forestal en Huancayo, en la región Junín.

Este es uno de los más de 360 incendios forestales que ha reportado, en el año, el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN). Y no es una cifra menor. Según el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), las alertas de incendios forestales en el Perú han aumentado en un 120% a comparación del año anterior.

La analista de monitoreo del Serfor, Blanca Ponce Vigo, explica que los constantes incendios generan la pérdida de sembríos y plantaciones.

"Conocimos, al inicio del año, que este sería mucho más caliente, que sería una temporada con mayor ausencia de lluvias. Entonces, al realizar el monitoreo continuo y diario, hemos identificado que, para el mismo periodo, hemos emitido 840 alertas de incendio forestal”, manifestó.

Y los daños son cuantiosos, según Ponce. "Se pierden las plantaciones, la fauna silvestre es afectada, pero también el ganado de la población, vidas humanas involucradas o afectadas por quemaduras. Incluso, el humo genera partículas contaminantes y afecta la salud de la población y esto, en medio de una pandemia como la que estamos viviendo, los hace más vulnerables a la afección respiratoria”, dijo.

¿Por qué se queman terrenos?

Pero, ¿qué factores explican la gran cantidad de incendios reportados? El jefe del Centro de Operaciones Regionales de Puno, Lippman Escobar, indica que la quema de pastos se debe a una costumbre ancestral.

“La quema aquí la hacen por un tema de costumbre, bajo el contexto de que este año lo quemo y el siguiente año ya con las lluvias va a generar un pasto nuevo, y a la fecha tenemos más o menos 5 848 hectáreas que han sido afectadas y más o menos van en 30 viviendas afectadas, producto de estos incendios forestales", indicó.

El COEN cuenta cerca de 400 hectáreas de cultivos afectadas y más de 420 perdidas. El director de Preparación del Instituto de Defensa Civil, Miguel Yamasaki Koizumi, tiene otra explicación de por qué se queman terrenos.

“Hay campesinos errantes que están en un lugar y luego van al otro y para poder acondicionar el terreno no ven la mejor manera de quemar, que es la manera más económica, porque bien podrían hacerlo con arados, con tractores, etc. Pero es más caro. Los departamentos con mayor incidencia son Cusco, Áncash, Puno, Apurímac, Ayacucho, en ese orden", asegura.

Las personas que provocan incendios de manera indiscriminada, como las mafias de invasores, pueden recibir multas que oscilan entre 5 y 10 mil Unidades Impositivas Tributarias (UIT) y penas de hasta cinco años de cárcel.

Según Blanca Ponce, del Serfor, existe una iniciativa de formar brigadas comunales y dotar de presupuesto a los gobiernos regionales para mejorar su capacidad de respuesta ante nuevos incendios.

Bomberos y personas intentan controlar un incendio en la región Arequipa.
Bomberos y personas intentan controlar un incendio en la región Arequipa. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Difusión

"No se aplica la zootecnia"

Para la doctora María Isabel Manta, Phd. en Montes y especialista en CIencias Forestales, los incendios forestales se generan por el cambio de uso del suelo.

"No se puede decir cuál es el porcentaje de las causas indirectas provocadas por el ser humano. No hay un porcentaje. Pero si uno analiza las leyes, ahí se ve la promoción (del Estado) para otros cultivos agropecuarios. Lo poco que hemos conseguido nos hacer ver una reducción de las tierras forestales y de protección a favor de la ganadería, porque se han aumentado las superficies ganaderas. Y eso lo reporta oficialmente el Ministerio de Agricultura porque dice que 'hemos logrado mejorar la ganadería caprina, vacuna, etc.'", comentó.

Según Panta, de acuerdo a las investigaciones sobre los incendios, el cambio de uso de suelo forestal se hace por varias motivaciones. "Por ejemplo, la minería tanto legal como ilegal, la agricultura de exportación, la construcción de caminos, la tala ilegal, las concesiones forestales por las que hay que hacer caminos. Y ocurre tanto en la costa, sierra como en la selva", añadió.

La especialista comentó que el Estado debe considerar que en el Perú hay ocho millones de peruanos que viven en situación de pobreza y otros dos millones en extrema pobreza. La mayoría de ellos, afirmó, vive en la sierra y la selva y se dedican a tratar de producir cultivos de subsistencia y ganadería de subsistencia. Además, hay mucha inclinación por las granjas y animales menores. 

"No se ha aplicado toda la ciencia de la zootecnia en estos lugares que podría hacer que esos pequeños agricultores estuvieran trabajando de forma más rentable en las tierras que son de pasto. Y si pudiéramos darle toda esa tecnología de edificación, de mejora de pastos naturales, de ya no usar el fuego para espantar a las plagas que ellos tienen o para mejorar el pasto, creo que podríamos aportar muchísimo", consideró.

Imágenes de un incendio forestal en la región Cusco. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Difusión

Junín: La afectación por incendios forestales se triplicó en solo siete días

Junín es una de las regiones más complicadas, por ejemplo. El fin de semana, el Servicio Forestal y de Fauna Silvestre recibió cerca de 100 alertas sobre incendios forestales. Más de cuatro mil hectáreas, de pastizales y arbustos se afectaron por incendios forestales registrados en el mes, en la región Junín, según informó el especialista en Sistemas de Información Geográfica del Servicio Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), Cristian Quispe.

Hasta la quincena de agosto, solo las provincias de Huancayo, Jauja, Concepción, Chanchamayo, Satipo y Junín reportaban emergencias de este tipo. Hoy, las nueve provincias de Junín registran daños por incendios provocados.

"El mes de agosto fue el más crítico en cuanto a reportes de incendios forestales. La verdad es que a veces no se atiende a todos los incendios, porque todos estamos concentrados en uno o dos. Pero en ese mismo momento, en otro lugar, está sucediendo otro y lamentablemente, ya no se puede atender. A veces, salta el tema de que hemos llamado a las autoridades y no han respondido", comentó Quispe.

Asimismo, Quispe indicó que, este mes, la atmósfera del valle del Mantaro, en la región Junín, alcanzó altos niveles de aerosoles por humos de incendios forestales. También se reportó afectación en la fauna silvestre, pues las aves de la laguna Pucush Uclo, en el distrito de San Juan de Iscos, provincia de Chupaca, murieron y otras emigraron tras un incendio. En tanto, en la selva central, mamíferos y reptiles se vieron afectados por incendios por consecuencia de la tala.

Otra problemática que afronta la región Junín es que la Compañía de Bomberos de la provincia de Concepción solo está operativa durante la noche. Según la jefa de la X Comandancia de la Compañía de Bomberos Voluntarios del Perú, María Cáceres Collazos, el problema radica en la falta de conductores durante 16 horas.

"En estos momentos, la compañía se encuentra ya con un piloto, pero solo cubre ocho horas. En ese tiempo está haciendo el servicio nocturno. En ese caso, son 16 horas en las que no se cuenta con conductor y por lo tanto, la compañía sale fuera de servicio", comentó.

 

Imágenes de un incendio forestal en la región Junín. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Difusión

Cusco, riesgo arqueológico

En Cusco, el panorama fue similar. Los bomberos de Cusco tuvieron que batallar más de cinco días para controlar un incendio forestal en el cerro Pan de Azúcar, en la provincia de Calca, el cual amenazó con alcanzar el parque arqueológico de Huchuy Qosqo, donde se encuentran edificaciones de piedra de la época inca.

El brigadier general jefe de la IX Comandancia de Bomberos del Cusco, comandante Rómulo Centeno, manifestó que el viento "jugó" en contra de la labor de los bomberos y la población, pues avivó más el fuego que, sumado a la vegetación seca de la zona, complicó la situación.

Según Serfor, en la región se reportaron más de 150 incendios forestales en lo que va del año.