Niños rescatados de la secta en Junín presentan hongos en la piel y bajo peso

La viceministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Cecilia Aldave, informó que las madres captadas por Félix Manrique Gómez, acusado de trata de personas, estarán en un albergue junto a los menores.

Los cinco niños que fueron rescatados de la secta liderada por Félix Manrique Gómez, en la región de Junín, padecen de baja de peso y algunos presentan hongos en la piel. Así lo informó la viceministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Cecilia Aldave, quien indicó que la cartera en la que se desempeña brindará el apoyo necesario a las víctimas, entre ellas la española Patricia Aguilar de 19 años. 

“Las condiciones en las que se han encontrado son con baja de peso, hay un descuido, hay algunos aspectos en términos de salud que se han encontrado. Evidentemente hay algunos hongos en sus cuerpos propios por haber estado expuestos en una zona de selva”, indicó la autoridad a RPP.

Aldave indicó además que mientras se procede con las investigaciones del caso, las madres junto a sus niños estarán en un Centro de Atención Residencial (CAR) que garantizará vivienda y alimentación. Además, indicó que en total son un niño y cuatro niñas, quienes fueron evaluados por medicina legal para conocer su estado de salud.

El hombre está detenido por el presunto delito de trata de personas. | Fuente: El Periódico

El caso

Patricia Aguilar (19), una joven de Alicante (España) que fue reportada como desaparecida en 2017 tras viajar al Perú, fue encontrada por su padre en la selva de San Martín de Pangoa, provincia de Satipo, región Junín el pasado 5 de julio.  

Alberto Aguilar, su padre, viajó en junio al Perú para acelerar el proceso de búsqueda de su hija, que se unió a inicios de 2017 a una secta liderada por Felix Steven Manrique, un autoproclamado gurú, que aseguran empezó a “captar” a Patricia desde que tenía 16 años.

La Policía detuvo a Manrique, de más de 30 años, en una casa de campo en San Martín de Pangoa y encontraron a Patricia en otra casa, a una hora distancia. El padre descubrió que ahora tiene un nieto de dos meses.

¿Qué opinas?