En Ayabaca y Huancabamba, solo el 25 % de la población objetivo ha recibido al menos una vacuna.
En Ayabaca y Huancabamba, solo el 25 % de la población objetivo ha recibido al menos una vacuna. | Fuente: RPP

Más del 90% de los pacientes internados en el área de hospitalización y en las unidades de Cuidados Intensivos de los centros COVID-19 de EsSalud de la región Piura, no han recibido la vacuna contra el nuevo coronavirus, informó el jefe de estas áreas críticas, Rafael Gallo.

El especialista precisó que actualmente hay 26 pacientes graves en UCI y 23 en hospitalización, tanto en la Villa de EsSalud, habilitada en el hospital Cayetano Heredia, como en la Villa Videnita. De todos estos pacientes solo dos han recibido la primera dosis.

“Dos pacientes de las áreas críticas han recibido una dosis. Hay muy poco paciente que ha recibido las dos dosis y está hospitalizado. Debemos tener la información clara del Minsa de lo que corresponde a mayores de 60 años, para saber qué porcentaje se ha vacunado. Creemos que es más o menos el 60 o 70%, no han vacunado al 100% y eso solo en Piura ciudad. Ahora, fuera de Piura, en las zonas no urbanas, la tasa de vacunación debe llegar al 50%”, indicó.

Remarcó que, aunque son las cifras más bajas de la segunda ola, la mayoría de estos pacientes son mayores de 50 años, pese a que los de este grupo etario se empezaron a vacunar vacunaron en agosto en las zonas urbanas.

Sin embargo, Gallo aclaró que la vacuna aún no llega para esta población de las zonas alejadas como la sierra de Piura. Por ejemplo, en Ayabaca y Huancabamba, solo el 25 % de la población objetivo ha recibido al menos una vacuna.

En ese sentido recomendó al Ministerio de Salud enviar más lotes de vacunas, y a la Dirección Regional de Salud cerrar las brechas de la población más vulnerable para evitar casos graves.

Escucha nuestros podcast

Elmer Huerta tendrá letra de médico pero te habla en sencillo. A través de este podcast el doctor Huerta, asesor médico de RPP, aborda de manera sencilla temas médicos y científicos de actualidad. Con un lenguaje amigable y fácil de entender, pero sobre todo con el sustento profesional que le da la experiencia en el campo de la medicina, él se convertirá en tu médico de cabecera.