Natacha de Crombrugghe
El pasado 24 de enero la turista Natacha de Crombrugghe desapareció en el valle el Colca sin dejar rastro alguno. | Fuente: Facebook

En 30 días se conocerá si los rastros de sangre encontrados en una frazada, al interior de una vivienda, en el distrito de Cabanaconde, en el valle del Colca, Arequipa, pertenecen a la turista belga Natacha de Crombrugghe, desaparecida el pasado 24 de enero, según informó el jefe de la Divincri en la región Arequipa, coronel Marcos Cuadros.

El coronel Marcos Cuadros explicó que las muestras serán llevadas a Lima para que se realicen las pericias que permitan determinar su origen.

El oficial de la Policía Nacional explicó que la vivienda allanada por peritos de criminalística, se ubica al costado del hospedaje “La Estancia”, donde Natacha de Crombrugghe se hospedó y dejó su equipaje.

Para lograr hallar los rastros de sangre se aplicó el reactivo luminol que, bajo una luz especial, permite encontrar marcas a pesar de que la superficie haya sido limpiada. Esta diligencia se realizó bajo la hipótesis de que la turista belga fue asesinada al participar de una fiesta en el valle del Colca.

El personal que ingresó a la casa también realizó la excavación en el patio y no encontró indicios de que algún cuerpo fuera enterrado en el lugar.

Durante las diligencias, también se inspeccionó los alrededores del cementerio de Cabanaconde y un reservorio de agua, en el sector de Puquiopampa, donde no se hallaron restos o indicios que permitan sospechar de que Natacha de Crombrugghe estuvo ahí.

El can Waly, experto en búsqueda de personas, que pertenece a la Unidad de Salvataje de Alta Montaña la Policía Nacional, también participó de la diligencia en el valle del Colca.

Escucha nuestros Podcast

En este podcast podrás encontrar ponencias, debates, análisis y también historias inspiradoras que cambian ciudades. Queremos Informar y concientizar sobre la situación actual del entorno en el que vivimos y la importancia de nuestra participación ciudadana como agentes de cambio para construir ciudades que mejoren nuestra calidad de vida.