Al no tener suficientes trapeadores, el personal de salud usó mandilones para tratar de secar el piso de los ambientes inundados. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Ada Ramos

Las lluvias en el Perú siguen causando estragos. Esta vez en el distrito de Chilca, provincia de Huancayo, región Junín, el centro de Salud de Auquimarca se inundó y, para secar los ambientes, el personal utilizó sus mandiles al no tener suficientes trapeadores, según contó la representante de los trabajadores, Inés Chávez Soto.

“A las 6:48 horas que ingresa el personal, hemos encontrado todo inundado, cinco ambientes llenos de agua (por las lluvias). De inmediato, hemos limpiado con escobas, trapeadores, mandilones para no perjudicar la atención de la población. Como hormiguitas hemos trabajado desde temprano”, dijo.

Inés Chávez Soto también denunció que la semana pasada parte del techo fue arrancado por los fuertes vientos que se registraron. El último viernes cursaron documentos a representantes de la Red de Salud Valle del Mantaro, pero no fueron atendidos. Esto provocó que las lluvias, que en esta época del año azotan a la región Junín, inunden el local.

“Hemos enviado los documentos para que hagan el cambio, pero nada. Nos dijeron que van a ver, hay muchas trabas burocráticas”, comentó.

Producto de la inundación del centro de Salud de Auquimarca, se malograron medicamentos, ya que parte del techo del área de Farmacia no existe. También se afectaron equipos de protección personal y mobiliario.

Al lugar llegaron los representantes de Defensa Civil, de la red de Salud y el gobernador de Junín, Fernando Orihuela Rojas, quien tras realizar la inspección de los ambientes se comprometió a destinar presupuesto para el mantenimiento.

Los trabajadores del centro de Salud de Auquimarca esperan que el compromiso se cumpla con prontitud, debido a que continúan las lluvias en esa parte de la región Junín.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿La variante británica de la COVID-19 es más letal? El Dr. Elmer Huerta responde: