Cartel
Madres están indignadas y piden la máxima sanción para el acusado de tocamientos indebidos agravados contra sus hijos. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Caren Layza

El Poder Judicial dictó nueve meses de prisión preventiva para el llamado "Monstruo de Arquímedes", el hombre acusado de tocamientos indebidos agravados a niños de 4, 5 y 6 años en Casa Grande, provincia de Ascope.

Tras la audiencia, José Luis Silva Estacio, de 26 años, fue internado hoy en el penal El Milagro de Trujillo. Afuera del establecimiento penitenciario, madres de las víctimas que llegaron desde Casa Grande exigían justicia. No se les permitió el ingreso a la audiencia.

El fiscal de Ascope, Carlos Maquiavelo Barriga, no descartó que en el transcurso de los nueve meses de prisión preventiva, el Ministerio Público pueda reunir pruebas para demostrar delitos más graves contra el imputado.

El abogado de José Silva, Manuel Espejo Linares, señaló que el acusado reconoció su culpabilidad en el delito de tocamientos indebidos.

 

El abogado de José Silva, Greco Quiroz, afirma que el acusado reconoció en la audiencia el delito de tocamientos indebidos. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Caren Layza

Tocamientos indebidos y violación

Por su parte, el abogado defensor de las víctimas, Greco Quiroz, explicó que Silva Estacio es acusado de tocamientos indebidos y violación sexual a cinco niños de 4, 5 y 6 años de edad.

Señaló que se acusará a la institución educativa como tercero responsable por la negligencia de las docentes al permitir que los menores sean retirados del salón con el sujeto y no acompañarlos a los servicios higiénicos, lo que habría sido aprovechado por él.

Además, tanto el abogado como las madres hicieron un llamado a otros padres de familia a denunciar si sus hijos han sido víctimas del indeseable.

 

El abogado defensor de las víctimas, Greco Quiroz, espera que más padres de familia se unan en la denuncia contra José Luis Silva Estacio. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Caren Layza

Víctimas no cuentan con apoyo psicológico

Las madres de familia mostraron su malestar con el director del colegio y directivos de la UGEL porque señalan que no les brinda el apoyo psicológico para sus hijos como lo prometieron y porque no se hicieron presentes en la audiencia.

También pidieron que sean investigadas las profesoras que tuvieron a su cargo la vigilancia de los niños y que pudieron evitar estos hechos.

Las madres de familia aseguran que sus hijos no reciben el tratamiento psicológico ofrecido por el Ministerio Público. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Caren Layza