Fisil AKM, revólveres y municiones fueron incautados | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Henry Urpeque

Agentes de la Comisaría de César Llatas y efectivos de la Divincri de Chiclayo, región Lambayeque, intervinieron a dos hermanos, quienes tenían en su poder armamento y municiones, que habrían sido robados durante el asalto a la comisaría Santa Rosa de la Yunga de Jaén, hecho ocurrido en enero del 2012, donde fallecieron tres policías.

Se trata de los hermanos Wilmer y Deonila  Olivera Bernal 45 y 40 años respectivamente, ambos naturales de Jaén, quienes escondían las armas en un departamento, ubicado en la cuadra cuatro de la Avenida Víctor Raúl Haya de la Torre, en el Pueblo Joven Muro de Chiclayo.

Los agentes de la comisaría sectorial llegaron al inmueble por una denuncia de violencia familiar contra Wilmer Olivera; sin embargo, grande fue su sorpresa al encontrar un fusil AKM(serie limada), un escopetín, una pistola Pietro Bereta, gran cantidad de municiones y una chaleco antibalas, todos escondidos en bolsas de plástico de color negro.

Al notar el hallazgo de este arsenal, se comunicó el hecho a la unidad especializada de la Divincri, que llegó a la vivienda y rápidamente verificó que el armamento de largo y corto alcance pertenecería a la comisaría atacada.

En presencia de la fiscal Cecilia Centurión de la Segunda Fiscalía Penal de Chiclayo, se dispuso que los detenidos sean llevados a la unidad especializada para ser investigados por el presunto delito de peligro común en la modalidad de tenencia ilegal de armas.

Uno de los detenidos en el departamento donde se escondían las armas | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Henry Urpeque
0 Comentarios
¿Qué opinas?