Entre las demandas también está la creación y construcción del Hospital Intercultural Rural, Banco de la Nación, entre otras. | Fuente: RPP Noticias

Continúa la tensión en la estación cinco de Petroperú, ubicada en el distrito de Manseriche, Datem del Marañón, en Loreto, donde un grupo de indígenas de la Federación Nativa Awajún de Río Apaga (Fenara) permanece en el interior con el fin de pedir atención médica para las comunidades ante los casos COVID-19.

Entre las demandas también está la creación y construcción de Hospital Intercultural Rural, Banco de la Nación, compensación por derrame de petróleo y la construcción de la carretera Félix Flores Atahualpa.

Ante este hecho, el dirigente indígena, Wagner Musoline, dijo que solo han recibido la visita del jefe de la Macrorregión Policial San Martín, general Fernando Reátegui Lazarte, quien les invocó a que se retiren de la instalación petrolera y remarcó que aún no existe diálogo con el Gobierno Central.

“Nosotros nos hemos aperturado al diálogo, pero hasta ahora no hemos tenido ningún contacto, solamente ha sido con personal de la Presidencia de Consejo de Ministros (PCM)”, expresó Musoline.

Por otro lado, la empresa Petroperú informó que su personal y los contratistas han sido trasladados a una zona distante del área industrial. A través de un comunicado, la empresa señaló que la demanda indígena obedece a implementar centros de salud y medicinas para combatir la COVID-19.

Hasta el momento, según la Dirección Regional de Salud (Diresa), en Manseriche, se reportan 59 indígenas infectados con el virus.