Allan Wagner preside la Comisión de Reforma de Justicia creada por el Ejecutivo. | Fuente: Andina

Allan Wagner Tizón, quien presidió la Comisión de Reforma de Justicia nombrada por Martín Vizcarra, se refirió sobre una de las propuestas que se trabajó en solo 12 días. Una de ellas era promulgar un proyecto de ley que prohíba el ejercicio profesional de la abogacía a aquellos que cometieron delitos de corrupción.

“Donde hay un corrupto hay un corruptor. Es evidente y lo conocen todos aquellos que actúan en este medio judicial que hay abogados que son los conductos de la corrupción hacia los jueces. De manera que pensamos que es indispensable que se constituya un agravante en un caso de delincuencia el hecho de que el actor haya sido una abogado que conoce la ley”, dijo a RPP.  

Además, señaló que se tiene que trabajar en un “punto de inflexión” y dejar de “discutir cosas intrascendentes”. “Hay que dedicarnos a temas importantes y darle a la ciudadanía voz. Ahí es donde viene el referéndum”, agregó.

Faltas a la ética 

Wagner se refirió a las declaraciones del suspendido juez César Hinostroza, quien dijo que cometió “una falta ética, más no un delito”.

“Cuando la ley de carrera judicial establece en su artículo segundo, inciso 8, que una de las principales características del juez debe ser tener una trayectoria ética impecable de manera que ese señor estaba simplemente confundiendo a la ciudadanía (…) él estaba faltando a sus acciones a la ley que lo rige que es la ley de carrera judicial”, expresó. 

¿Qué opinas?