El penalista comentó que si la Fiscalía pide una prisión preventiva con fundamentos sólidos lo más probable es que se acepte a menos que se encuentren gravísimas irregularidades en el caso, | Fuente: Andina

"Para evitar la cárcel, la única posibilidad es que haya irregularidades en la detención tomada".

Esas son las posibilidades que tiene Keiko Fujimori de no llegar a prisión tras su detención preliminar, según el penalista César Nakazaki, quien consideró que la defensa de Fuerza Popular tiene un camino "cuesta arriba" para evitar que la lideresa del partido fujimorista pase diez días en prisión.

A su juicio, el abogado consideró que la resolución tiene una "dudosa constitucionalidad" ya que la figura de la detención se aplica en casos en los que es necesario detener un acusado para poder realizar diligencias. Dijo también que la defensa tendría que encontrar irregularidades en el proceso para que esta medida se pueda revocar.

"En un caso de violación dentro de una familia, por ejemplo, se detiene al agresor para que no influya en las declaraciones de las víctimas", comentó el penalista en la Edición Mediodía de RPP Televisión.

La lideresa de Fuerza Popular fue detenida esta mañana tras presentarse a una citación de la Fiscalía de Lavado de Activos en el Centro de Lima por el llamado Caso Cocteles. Tras su detención, dispuesta por el juez Richard Concepción Carhuancho, fue trasladada a la sede de la Prefectura en la avenida España.

Hubo diligencias

El ex abogado de Alberto Fujimori opinó que en el llamado Caso Cocteles se realizaron diligencias durante tres años a miembros del partido y personas investigadas, por lo que no se explica por qué se determinó la detención no de uno, sino de veinte.

"Ha habido incautación a los locales de Fuerza Popular, una serie de diligencias, han declarado los supuestos donantes, qué diligencias quedan para que se detengan no a uno o dos sino a veinte", cuestionó.

Agregó que esta detención podría terminar un menor plazo al estipulado por el juez concepción Carhuancho.

"No son obligatoriamente los 10 días, el fiscal tiene que realizar las diligencias que han motivado la detención preliminar y ni bien terminen se puede cesar", comentó.

Prisión preventiva

El especialista en temas penales también indicó que si la Fiscalía presenta un pedido de prisión preventiva con argumentos sólidos es altamente probable que se acepte, ya que la decisión recaería sobre el mismo juez que determinó la detención preliminar.

"Si se pide la prisión preventiva es altamente probable que se dé salvo que se demuestren graves irregularidades en este caso", dijo.

0 Comentarios
¿Qué opinas?