La exministra de Cultura Sonia Guillén aclaró que el presidente Martín Vizcarra nunca se comunicó con ella para sugerirle u ordenarle la cuestionada contratación del cantautor Richard Cisneros, más conocido en el mundo artístico como Richard Swing, hecho que derivó en su salida de este despacho hace algunas semanas.

"Yo no me he sentido utilizada, he trabajado con ahínco, con dedicación (…) No tendría por qué sentirme utilizada. ¿Por quién? Yo he hecho el trabajo de la mejor manera posible. Lamento esta situación, haber tenido que dejar una institución con la cual me sentía muy comprometida (pero) he asumido mi responsabilidad política", señaló.

Durante su presentación ante la Comisión de Fiscalización y Contraloría del Congreso, la exministra informó que en su gestión Richard Swing firmó dos contratos: en enero del 2020 por 33, 400 soles y en abril 2020 por 30,000 soles. No obstante, aseguró que ambos fueron para mejorar los valores institucionales y el rendimiento laboral.

Al ser consultada sobre la afirmación de Richard Swing respecto a que él "la sacó del ministerio", reiteró que asumió la "responsabilidad política" y reconoció que este polémico caso causó esta situación. "Que él haya decidido mi renuncia es algo subjetivo", dijo.

Durante la sesión, Guillén fue consultada sobre las capacidades profesionales de Richard Cisneros; sin embargo, evitó responder argumentando que el caso "es parte de una investigación". Asimismo, prefirió no comentar sobre las capacidades del artista.

"Yo no creo que este es el espacio donde tenga que calificar (...) Creo que los otros detalles que podría estar indicando no sería pertinente en las manifestaciones que estoy haciendo ante esta comisión", señaló luego de manifestar que su contratación se dio en base a las referencias de su currículum.

Exministra Sonia Guillén se presentó ante la Comisión de Fiscalización.
Exministra Sonia Guillén se presentó ante la Comisión de Fiscalización. | Fuente: Foto: Archivo Mincul