El presidente del Congreso se pronunció tras la aprobación del informe que recomienda sus suspensión. | Fuente: RPP Noticias

El presidente del Congreso, Daniel Salaverry, se pronunció la noche de este lunes tras la decisión de la Comisión de Ética de aprobar el informe que recomienda su suspensión por 120 días, por presuntamente haber presentado informes falsos durante su semana de representación.

Mediante un video compartido en su cuenta de Twitter, Salaverry rechazó la sanción de Ética y dijo que fue aprobada con los mismos votos que “blindaron” a los magistrados involucrados en casos de corrupción. Agregó que ha demostrado que nunca firmó los informes por los que le acusan.

“Como intentaron censurarme y no lo consiguieron hoy los mismos votos que blindaron a Hinostroza, que blindaron a Chávarry, que blindaron a los ex miembros de la CNM han aprobado una sanción en la Comisión de Ética ilegal e injusta contra mí, porque he demostrado con un peritaje que jamás he firmado esos informes”, dijo el titular del Parlamento.

Denuncia venganza

En esa línea, el también parlamentario no agrupado reiteró que hay interés para sacarlo de la Presidencia del Congreso y que todo se trata de una venganza política. Sin embargo, dijo que no permitirá que vuelvan esas “viejas prácticas”.

“Hoy han dado un primer paso para consumar su venganza. Su objetivo es muy claro quieren recuperar la presidencia del Congreso para seguir blindando a los Cuellos blancos y favoreciendo a la corrupción los peruanos estamos hartos de estas viejas prácticas y no se lo vamos a permitir”, comentó.

Aprobación de informe

La Comisión de Ética Parlamentaria aprobó el informe de su Secretaría Técnica que recomienda suspender a Salaverry por 120 días sin goce de haber. La decisión fue tomada por unanimidad con los votos de los congresistas Úrsula Letona, Freddy Sarmiento, Milagros Salazar y Mauricio Mulder.

En tanto, Janet Sánchez, quien preside este grupo de trabajo, y Marco Miyashiro se inhibieron de la votación. Ahora el informe se debatirá en el Pleno del Congreso, que decidirá el futuro de Salaverry.