Yenifer Paredes, cuñada del jefe de Estado, respondió ante la Comisión de Fiscalización del Congreso sobre denuncias en su contra
Yenifer Paredes, cuñada del jefe de Estado, respondió ante la Comisión de Fiscalización del Congreso sobre denuncias en su contra | Fuente: CONGRESO DE LA REPUBLICA | Fotógrafo: ERNESTO ARIAS

Yenifer Paredes, cuñada del Presidente de la República, asistió esta mañana al Congreso de la República para comparecer ante la Comisión de Fiscalización por el presunto ofrecimiento de una obra pública de saneamiento en la comunidad de La Succha, en la región Cajamarca.

Durante su intervención, Paredes precisó que conocía al ingeniero Johnny Espino Lucanas, gerente general de JJM Espino, desde 2019 y que empezó a trabajar para él en agosto de 2021, motivo por el cual Espino la visitaba "usualmente" en Palacio de Gobierno por "temas laborales".

"Vino a visitarme porque yo no conozco Lima y estaba en Palacio (...) Vino para conversar y hablar temas de su empresa, de lo que eran mis funciones en ese tiempo. Le ayudaba a hacer documentos y hablar del componente social, cuáles eran mis funciones, qué es lo que debía hacer", señaló Paredes.

Además, subrayó que el hecho de que Espino, siendo su jefe, vaya a Palacio era por la pandemia y que no podía salir porque "él vive en Puente Piedra" y ella "no conoce Lima". Asimismo, durante su intervención, Paredes dio datos bastante cuestionables de su vínculo laboral con la referida empresa.

Contrato verbal

Yenifer Paredes, precisó que el contrato que tenía con Espino era "verbal" y que sus pagos ascendían a S/1'500 mensuales.

"Hay dos tipos de contrato que yo tengo conocimiento: escrito y verbal (...) Era verbal, porque cuando tú conoces a una persona, tenemos amistad y era verbal. (...) Mi contrato fue verbal", señaló.

Respecto al pago que recibía de JJM Espino, Paredes señaló que "el pago era directo" y que, a fin de mes, no firmó nada.

Sobre sus horarios laborales, no respondió ante la comisión alegando que ya había respondido ante la Fiscalía y que había "reserva de la investigación"

Respecto a sus labores, las cuales se visualizan en el video difundido por la prensa en el que se le ve junto a Espino en la comunidad de La Succha, señaló que eso era parte de su trabajo para JJM Espino.

"Mi labor es censar a la población, recoger datos estadísticos de la población para ver si era factible realizar algún proyecto (...) La empresa en la que yo laboraba se dedica desde 2019 a hacer expedientes técnicos", señaló. 

Además, dijo que desconocía si esa información era remitida a alguna entidad estatal porque no era su función "investigar" más allá de sus competencias laborales.

"Yo desconocía más allá del fondo de mi trabajo, porque no era mi función, como trabajadora, investigar todo lo que la empresa, en la cual yo trabajaba, prestaba servicios al Estado, firmaba contratos. No estaba dentro de mi responsabilidad", manifestó.

Asimismo, precisó que la información que obtuvo en dicha comunidad de Cajamarca fue remitida por ella a Johnny Espino y que "desconoce" lo que pudo haber ocurrido más allá de eso.

Desconoce contratos con el Estado

Consultada sobre la adjudicación de una obra pública, valorizada por más de 3 millones de soles, por parte de un consorcio integrado por JJM Espino para la remodelación del colegio Santiago Antunez de Mayolo, en Cajatambo, Lima, Yenifer Paredes precisó que no tenía nada que ver con dicha obra.

"Si yo soy trabajadora de un proyecto de saneamiento, ¿qué tengo que ver con un colegio?", señaló.

Asimismo, indicó que, por esos detalles, había que consultarle a las personas y autoridades involucradas en dicha adjudicación.

"Ahora, ¿cómo ha ganado el contrato? Pues está la OSCE, está el proceso que se hace, la adjudicación, está el comité de fiscalización de esa municipalidad. Yo creo que el que debería de explicar el cómo es la persona que lo ganó", refirió.

Consultada si no le parecia incorrecto invitar a Palacio de Gobierno al jefe de la empresa en la que trabajaba y que, además, ganó una licitación pública en setiembre del año pasado, Paredes señaló que no fue en las oficinas donde tuvo esas reuniones, sino en la residencia.

"Por qué tanto escándalo por realizar un trabajo (…) Soy una persona que ha estado estudiando, egresada de una universidad nacional y tengo derecho a trabajar. No porque sea familia del Presidente, de la Primera Dama, se me debe quitar ese derecho", alegó.