Vacuna
Hasta setiembre de este año se había vacunado solo a la mitad de los niños en comparación con el mismo periodo del 2019, informó el Ministerio de Salud. | Fuente: Andina

La difteria es una enfermedad inmunoprevenible que había sido controlada por 20 años gracias al sistema de vacunación peruano. Tras el lamentable fallecimiento de la niña contagiada con esta enfermedad se han encendido las alarmas por el impacto de la COVID-19 en la efectividad del plan de vacunación de este año. Su reforzamiento, sin embargo, será tarea del próximo gobierno.

Hasta setiembre de este año se había vacunado solo a la mitad de los niños en comparación con el mismo periodo del 2019, informó el Ministerio de Salud. Esto principalmente debido a la pandemia de la COVID-19.

Luis Suárez Ognio, viceministro de Salud Pública, detalló que “la vacuna BCG, que se coloca en el recién nacido para las formas graves de tuberculosis, a setiembre (de 2019) tenía el 94% de cobertura. Pero en la medición de este año (también hasta setiembre) estábamos en 66%. En polio, a setiembre del año pasado estábamos en 87%, en este año en 41%. En rotavirus, causa de diarrea en niños, en 2019 estábamos a más del 90% y en este año en 48%. La pentavalente (difteria, tos convulsiva, tétanos, influenza y hepatitis B) estuvo en 88% y este año en 41%. En todas las vacunas estamos en la mitad o menos (en setiembre de este año)”.

El Minsa viene realizando una importante campaña de vacunación que se mantendrá por el resto del año. Los esfuerzos se están realizando, pero hace falta reforzar políticas públicas para no bajar la guardia.

El sistema peruano tiene 17 vacunas que protegen de 26 enfermedades graves a los niños. Sin embargo, para mantener ese nivel se necesita elevar el presupuesto.
El sistema peruano tiene 17 vacunas que protegen de 26 enfermedades graves a los niños. Sin embargo, para mantener ese nivel se necesita elevar el presupuesto. | Fuente: Andina

La pandemia por la COVID-19 creó un escenario complicado este año. Provocó la concentración de la atención de los pacientes en su segundo y tercer nivel, mientras que descuidó el primario, el principal ejecutor de vacunaciones. El confinamiento, la falta de equipos de protección personal en algunos establecimientos y muchos médicos del primer nivel de atención en situación de riesgo o comorbilidades dejaron de acudir a estos establecimientos.

El Perú no es el único país que se ha visto sorprendido por el rebrote de enfermedades que se creían erradicadas. Suárez Ognio indica que casos similares se están presentando en todo el mundo. “La poliomielitis se ha incrementado este año por la pandemia, por las bajas coberturas. Hay sarampión en otros países, hay difteria que, prácticamente se había reducido mucho. Tenemos presencia de tos ferina o tos convulsiva en el país. El riesgo es real”.

EL RETO DEL PRESUPUESTO PÚBLICO Y LA GESTIÓN

Con 17 vacunas que protegen de 26 enfermedades graves a los niños, el Perú tiene uno de los calendarios de inmunización más completos de Latinoamérica. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en los últimos 4 años, el porcentaje de aplicación de las principales vacunas ha variado entre 81% y 95%. ¿Cuál es, entonces, el reto de las próximas autoridades? Que el Perú sea mucho mejor.

Para el Decano del Colegio Médico, Miguel Palacios Celi, la cifra ideal de efectividad es de 85% a 95%. Sobre nuestra situación actual, él considera que “el problema en el Perú es que se disminuyen los presupuestos, la cobertura de inmunizaciones en el 2019 ya había disminuido. Si esta disminución no se corrige puede haber problemas de aquí a un año o dos años. Es obligatorio, por lo tanto, y responsabilidad del gobierno, mantener un presupuesto adecuado para el programa de vacunas, y los gestores de estos programas (deben) planificar bien las campañas de vacunación y activar todos los servicios en los hospitales para recuperar esos niveles de inmunización de 85 o 95% que alguna vez tuvimos”.

La pandemia por la COVID-19 afectó la vacunación tanto en Lima, como en las zonas más alejadas en regiones.
La pandemia por la COVID-19 afectó la vacunación tanto en Lima, como en las zonas más alejadas en regiones. | Fuente: Andina

Como complemento a la necesidad del recurso financiero, el consejero médico de RPP Noticias, Elmer Huerta, considera que es importante mantener un correcto análisis estratégico. “Los planes de cobertura de vacunación dependen de la geografía, la cultura, la localización de los niños, entre otros factores”, comenta. Asimismo, sostiene que la vigilancia también permitirá mapear el país con datos frescos de las regiones para que el grupo estratégico pueda garantizar la mayor cobertura a pesar de cualquier contingencia. “Todo ese análisis es dinámico y constante, pero va a depender de dos cosas: dinero y recursos humanos”, agrega.

Por su parte, Palacios agrega que brindar más información sobre algunas vacunas también es importante para alentar a las familias a aplicárselas. Él recuerda el caso de la vacuna para el virus del papiloma humano, que hoy se aplica a niñas a partir de los 9 años, y en su momento estuvo inmersa en polémicas por posibles riesgos, lo que se reduce cuando esta es aprobada por organizaciones internacionales y las entidades estatales.

LA RESPONSABILIDAD DE LOS PRÓXIMOS GOBERNANTES

Con la probabilidad de que el próximo mandatario y su equipo de gobierno reciban el país con la pandemia todavía vigente, es necesario escuchar las propuestas que los candidatos tienen para enfrentar la situación actual del plan de vacunación.

Elmer Huerta sostiene que los candidatos deben tener como prioridad la vacunación de los niños, e indica que es importante revisar las buenas acciones realizadas anteriormente y replicarlas en el próximo gobierno. “En realidad yo creo que el Perú no tiene que reinventar la rueda, lo que los próximos candidatos tienen que hacer es decir ¿Qué estuvimos haciendo tan bien para que nos consideren un ejemplo en américa latina? Pues lo vamos a hacer, lo vamos a reforzar y lo vamos a potenciar. Vamos a poner más dinero para tener más recursos humanos para que, de esta manera, podamos ampliar las coberturas de vacunación y volver a tener lo que teníamos”.

La vacunación es solo uno de los aspectos de la salud infantil que representan un reto para quien asuma la presidencia del Perú. Las propuestas, sin embargo, se escucharán desde la campaña previa a las Elecciones 2021.