Alejandro Toledo fue detenido con fines de extradición en Estados Unidos. | Fuente: Andina | Fotógrafo: Sa򬠍art�z

El viernes 19 se realizará la audiencia de fianza en la que un juez federal de Estados Unidos decidirá si el expresidente Alejandro Toledo es liberado o permanece detenido en tanto dure el proceso de extradición solicitado por el Estado peruano.

A grandes rasgos, en el sistema de justicia estadounidense la fianza (bond en inglés) es el pago que una persona detenida debe abonar para continuar su proceso judicial en libertad.

¿Cómo es una audiencia de fianza y qué ocurre en ella?

Según información del Departamento de Justicia de Estados Unidos, en una audiencia de fianza usualmente ocurre lo siguiente:

1- El juez dará la oportunidad de hablar al acusado, en este caso el expresidente Toledo, quien, asistido por su abogado, podrá entregar cualquier documentación que considere relevante para su proceso.

2- Posteriormente, el juez le formulará diversas preguntas, especialmente sobre sus antecedentes penales. En el caso particular del exgobernante, preguntará sobre las acusaciones de sobornos y lavado de activos en contra del Estado peruano, por las cuales se ha solicitado su extradición.

Es muy probable que el juez se interese por la reciente detención de Toledo, la cual se debió, según información de la prensa, a un episodio de ebriedad en un espacio público.

Asimismo, consultará sobre cualquier falta de comparecencia a los tribunales y preguntas personales como empleo, lugar de residencia entre otros.

3- También hará uso de la palabra la parte que pide la extradición. Según el canciller Néstor Popolizio, un fiscal americano designado para el caso sustentará el pedido. Puede solicitarle al juez la necesidad de que Toledo permanezca con mandato de detención o, por otro lado, puede allanarse a una eventual orden de libertad bajo fianza. 

4- Después de escuchar a ambas partes, el juez decidirá si tiene que pagar una fianza para salir en libertad o si permanece detenido.

Para su decisión el juez considera también el posible riesgo de fuga, si el acusado es estadounidense o no, si tiene pasaporte de su país natal, si cuenta con visa expedido por otro país, o si tiene residencia en otro lugar, entre otros.

Según el procurador Iván Montoya, es poco probable que el juez disponga la libertad de Toledo dada la gravedad de la acusación en su contra y sus antecedentes de fuga. No obstante, consideró que, si ello ocurriese, el monto de la caución sería elevado. (Andina)

¿Qué opinas?