Giulliana Loza, abogada de Keiko Fujimori. | Fuente: RPP Noticias

Giulliana Loza, abogada de Keiko Fujimori, marcó distancia y negó tener alguna relación con el autodenominado grupo 'La Resistencia', cercano al fujimorismo, que cuestiona la labor del fiscal José Domingo Pérez y exige su inmediata liberación.

En entrevista con RPP Noticias, señaló que a este grupo se le cuestiona por haber tomado conocimiento del ingreso de una persona a la Fiscalía, más no sobre el contenido de esta reunión. Sin embargo, reconoció que no favorece "a nadie" la filtración de información del Ministerio Público respecto a este caso.

"Lo que hay que remarcar es que Keiko Fujimori, como cualquier ciudadano, debe responder solo por sus actos. En este caso hay muchas personas que pueden estar interesadas, preocupadas, pero nosotros respondemos solo sobre nuestros actos", dijo.

Luego de atribuir a "factores externos" la actual prisión de Fujimori, la abogada dijo sentirse "sorprendida" por el informe del fiscal en el que denuncia una supuesta filtración de información, pese a que anteriormente denunció actos como transmisiones en vivo de diligencias y otro tipo de diligencias reservadas.

"Eso no le preocupa, pero ahora, por un tuit de un grupo del cual nosotros no tenemos relación, al menos Keiko ni la defensa tienen relación con este grupo. Yo creo que a cada ciudadano se le respeta su manera de ser y uno puede responder por los actos propios", dijo.

"Traerla enmarrocada era innecesario"

En otro momento, Giulliana Loza volvió a criticar el protocolo del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) de trasladar enmarrocada a la lideresa de Fuerza Popular desde el Anexo de Mujeres de Chorrillos hacia la Clínica Centenario, donde es atendida por problemas cardiacos.

La abogada calificó de "innecesario" que Fujimori Higuchi llegara enmarrocada a la clínica, ubicada en el distrito de Pueblo Libre, sin tener en cuenta que no representa un peligro y, principalmente, su delicado estado de salud.

"Sabemos que existen protocolos de traslado de internos pero atendiendo la situación de la señora Fujimori que venía con un dolor y una crisis hipertensiva, consideramos que traerla enmarrocada era una medida totalmente innecesaria", dijo Loza.

En esa línea, la abogada realizó una invocación al INPE para que revise sus protocolos a fin de que los internos que sean trasladados por temas de salud no sean privados de su movilidad con las marrocas.

"Creo que hay que hacer una invocación a las autoridades del INPE en general, no por el caso de la señora Fujimori (…) Es una invocación para que determinaos protocolos sean revisados, porque consideramos que era una medida innecesaria para este caso", sostuvo.

¿Qué opinas?