El presidente de Confiep dijo que existe una campaña para destruir al sector privado. | Fuente: RPP

El presidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), Roque Benavides, aseguró este jueves que existe una campaña para destruir al sector privado del país.

En declaraciones a Nada está dicho de RPP, Benavides consideró un exceso la postura del Ministerio Público de citarlo, además de la investigación contra el expresidente de la confederación, Ricardo Briceño, por presuntos aportes al fujimorismo provenientes de Odebrecht.

“La Fiscalía sostiene que hubo dineros de esa campaña que fueron dirigidos a una candidata presidencial, cosa que nosotros hemos demostrado (que no fue así) con todos los ingresos bancarizados (…) Puede ser una campaña para desvirtuar y destruir un sector tan dinámico como el sector privado peruano (…) La Fiscalía se excede en seguir mencionando a la Confiep, cuando nosotros ya hemos aclarado absolutamente todo lo que se nos ha consultado”.

Colaboración

Benavides comentó que Confiep y el mismo Briceño han acudido a las citaciones del Ministerio Público. Agregó que él también fue citado por la Fiscalía, pero que en ese momento se encontraba fuera del país, por lo que confirmó acudirá a una nueva citación.

“Nosotros hemos ido a la Fiscalía el señor Ricardo Briceño ha ido. Se han entregado 23 files con todas las facturas y se sigue mencionando a la Confiep y se le sigue investigando al señor Ricardo Briceño (…) Me convocan para que testifique, el problema es que no asistí a esa reunión y me siguen citando porque estaba de viaje, entonces bueno yo por supuesto iré”.

Prisión preventiva

Respecto de la figura de la prisión preventiva, el presidente de Confiep comentó que esta debe ser la última instancia y que se debería asegurar que los investigados asistan a los interrogatorios, pero de otra forma.

Creo que la última instancia debería ser la carcelería. La verdad es que eso nos cuesta a todos, por un lado, pero solamente que debería ser la última opción. Hay que hacer que la gente vaya a los comparendos o a los interrogatorios, pero hay formas de hacerlo sin tener que llegar a la prisión”.